El sector salud privado pide ser escuchado por el Gobierno; se está organizando y generando propuestas para trabajar conjuntamente con las autoridades por el bien del país, “porque también queremos que México salga de la mejor manera en la atención de esta epidemia.”

Así lo expresó el presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Patrick Devlyn, al informar que como cúpula empresarial han buscado acercamientos con diferentes autoridades ofreciendo colaborar y operar conjuntamente; con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Secretaría del Trabajo, la Secretaría de Economía y el IMSS, y en la parte de salud están viendo cómo acercar los distintos eslabones del sector privado en salud para sumar y también sean considerados por el Consejo de Salubridad General (CSG).

“Queremos decirles por ejemplo que ahí están los consultorios adyacentes de farmacias (CAFs), los laboratorios, hospitales, proveedores de medicinas, de material de curación, de dispositivos médicos y la industria aseguradora, para que todos puedan comprometerse y hacer su parte”, comentó el representante empresarial.

Dijo que con miras a esa coordinación, desde la Comisión de Salud del CCE están viendo cómo integrar todos los eslabones que conforman la cadena y conjuntar los grandes piezas del sector salud privado, de modo que cada uno asuma de manera efectiva las recomendaciones y agilicen su participación en esta contingencia.

Como parte de esta articulación, subrayó, que en el renglón hospitalario igualmente el sector privado está desarrollando un plan reconversión hospitalaria. En principio, detalló, avanzan en un censo de camas de hospital con los requerimientos necesarios para aterrizar de manera certera en el plan de reconversión y ubicar con mayor agilidad el camino y el mecanismo para aprovechar esa capacidad que puede sumarse a la del sector público.

Sobre la parte de los costos, dijo, que sólo sería cuestión de definir un tabulador que se pagaría por la utilización de la infraestructura.

En el caso de los CAFs, puntualizó que se está viendo cómo podría trabajarse para que los médicos generales que atienden a los pacientes en farmacias cuenten con un protocolo de seguridad sanitaria robusto, y estos espacios sumen igualmente a los esfuerzos que está haciendo el sector público. En este sentido se trabaja en el diseño de procesos donde el personal esté capacitado y pueda identificar y manejar a las personas con síntomas que lleven a sospechar de posible contagio de Covid-19 y junto con ello sepan referirlos correctamente para que se les atienda en forma adecuada.

Por último, relativo a los laboratorios de diagnóstico, comentó que se busca igualmente acercamiento para resolver de la mejor manera la participación de los laboratorios que ya cumplen con la norma para agilizar la ejecución de pruebas de diagnóstico de Covid-19 con el obligado reporte al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre).

En este sentido Patrick Devlyn comentó que se está buscando el apoyo del regulador sanitario, la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la autoridad de Aduanas para la importación de insumos necesarios a fin de llevar a cabo dichas pruebas de diagnóstico, tanto las convencionales como las pruebas rápidas.

[email protected]