El gobierno federal de México blindará las nuevas inversiones en el sector de la minería, si los empresarios siguen protocolos y lineamientos preestablecidos y se consensúa una “unidad de propósito”, destacó Francisco Quiroga, subsecretario de Minería de la Secretaría de Economía.

“Vamos a acompañar a los empresarios en el proceso para facilitarles sus nuevas inversiones. Ya tenemos desarrollados borradores de protocolos y lineamientos de relaciones con la comunidad, manejo de jales, programas de agua y seguridad”, dijo el funcionario, entrevistado por El Economista.

En el 2018, México captó inversiones totales en el sector minero por 4,897 millones de dólares, mientras que para el 2019 la Cámara Minera de México (Camimex) proyecta que ese indicador tendrá una caída interanual, sin cuantificarla.

“Los protocolos y lineamientos serán transversales para la industria, los tenemos ya en el sitio de internet, y estamos abiertamente diciendo que éstas son las reglas y lineamientos que nosotros vemos para el sector. Vamos a acompañar a las empresas y vamos a gestionar el acceso y todos los recursos que se necesiten para que tengan un proyecto exitoso”, agregó.

La minería representa 2.4% del PIB nacional y 8.2% del PIB industrial en México.

“Nosotros estamos trabajando con la verdadera certidumbre. Porque si yo te doy un permiso, pero tienes a toda la comunidad en contra y no te va a dejar operar, eso es una falta certidumbre”, comentó Quiroga.

La Camimex ha pedido brindar certidumbre en las relaciones comunitarias, mediante la elaboración de consultas indígenas bajo reglas claras, haciendo respetar los convenios pactados con las comunidades, garantizando la tenencia de la tierra y haciendo cumplir el Estado de Derecho en casos de conflicto.

“Tenemos que dar certidumbre verdadera, en la cual yo te digo: ‘Aquí está la ruta que nosotros vemos, que si la seguimos, si caminamos juntos, te va a permitir tener el apoyo de la comunidad’, y con ello tengo unidad de propósito con el gobierno federal, con los gobiernos estatales y municipales y con las comunidades”, dijo Quiroga.

Al cierre del 2018, la Secretaría de Economía informó que registró 242 empresas con capital extranjero operando en México, una disminución de 16.5% frente al año anterior, entre las que destacan las de Canadá, Estados Unidos y China. En total se contaba entonces con un portafolio de 1,189 proyectos. En 25 estados de la República Mexicana existe presencia de proyectos mineros, concentrándose el mayor número de éstos en Sonora, con 268, Chihuahua, con 161, y Durango con 123.

“Lo primero que tiene que hacer un inversionista es acercarse al gobierno, nosotros vamos a ser completamente transparentes sobre cuáles son los retos que enfrentan en cada uno de los diferentes estados. No es lo mismo Sonora que Oaxaca; no es lo mismo Baja California Sur que Chihuahua”, declaró.

Quiroga argumentó que si se tiene una unidad de propósito, si se llega a ciertos consensos de cuál es la ruta que las partes interesadas tienen que seguir para crecer, esto finalmente se logrará.

“Ahora esta ruta pasa por tener el apoyo y el consentimiento de la sociedad mexicana, de atender las necesidades y aspiraciones de la sociedad mexicana. Tiene que ver con llevar bienestar, con propiciar la participación de las comunidades en el desarrollo y con impulsar proveeduría local”, dijo.

rmorales@eleconomista.mx