Quien fuera acusado de presuntos conflictos de interés por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, Guillermo García Alcocer, renunció finalmente a la presidencia de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por tener una visión incompatible a la que hoy tiene mayoritariamente el órgano de gobierno del regulador.

En una carta en Twitter a la opinión pública, García Alcocer dijo: “He decidido separarme del cargo de comisionado presidente de la CRE a partir del 15 de junio de 2019. La máxima instancia de toma de decisiones de la CRE, el órgano de gobierno, tiene hoy una nueva composición con una visión mayoritaria diferente a la mía. Si bien tenemos puntos de vista y enfoques técnicos incompatibles, hemos coincidido en el objetivo de garantizar el suministro de energéticos de calidad y a precios asequibles en México”.

Con esta renuncia, el órgano de gobierno tendrá cinco de los siete comisionados que establece su reglamento, aunque puede continuar sesionando con la presencia de cuatro comisionados. Esto luego de que desde que inició la actual administración han renunciado ya cinco comisionados, incluyendo al presidente del organismo.

Los cinco comisionados que siguen en sus cargos son: Norma Leticia Campos Aragón; José Alberto Celestinos Isaacs; Guadalupe Escalante Benítez, y Luis Linares Zapata, quienes fueron nombrados directamente por el presidente López Obrador tras haber sido rechazados en dos ocasiones por el Senado, además de Luis Guillermo Pineda, como el único que queda de administraciones anteriores ya que los cargos en los reguladores energéticos fueron diseñados en plazos transexenales para evitar que el Ejecutivo tuviera inferencia en las decisiones de carácter técnico que deben tomar.

Presidió la CRE entre conflictos

Guillermo García Alcocer fue nombrado presidente de la CRE el 28 de abril del 2016, tras competir dentro de una terna que envió el presidente Enrique Peña Nieto y tras ser ratificado por el Senado, con 97 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones. Su cargo concluiría así en abril del 2023. Previamente, fungió como director general de Exploración y Explotación de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía y ocupó diversos cargos en esta secretaría, en Hacienda y en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Tras la renuncia en noviembre del año pasado del presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, García Alcocer manifestó que permanecería en su cargo y buscaría establecer un vínculo con la administración entrante. Sin embargo, en diciembre del año pasado el Congreso aprobó una reducción de la tercera parte del gasto para el regulador para el 2019 en comparación con el año anterior.

Luego de que renunciaron tres comisionados y uno más concluyó el periodo para el que fue nombrado, el órgano de gobierno de la CRE se vio impedido para sesionar a partir de enero, por lo que el presidente López Obrador envió cuatro ternas para nuevos comisionados al Senado, en las cuales sólo un aspirante tenía experiencia en materia eléctrica. García Alcocer criticó esta situación y entonces López Obrador aseguró que éste tenía conflictos de interés y mediante la Secretaría de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda evidenció que dos parientes del titular de la CRE tenían nexos con ocho empresas del sector y en algunas había indicios de lavado de dinero.

Guillermo García Alcocer y Andrés Manuel López Obrador se reunieron luego de que el primero demostró en su declaración de interés previamente publicada que no existía tal conflicto de interés, sin embargo, el nuevo órgano de gobierno que sesionó por primera vez luego de 80 días está compuesto por la mayoría impuesta por el presidente de la República, con una visión más cercana a él.

¿Crónica de una renuncia anunciada?:

Noviembre del 2018: Tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones para presidente de la República y su declaración respecto al cambio de rumbo que tomaría el sector energético a partir de su toma de protesta, renuncia el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, pero García Alcocer asegura que seguirá en la CRE por el periodo en que fue nombrado, hasta el 2023.

Diciembre del 2018: El Congreso aprueba una reducción de una tercera parte del presupuesto de la CRE para el 2019 en comparación con el del año anterior. Renuncian entonces dos comisionados y uno más concluye su periodo en el órgano de gobierno.

Enero del 2019: Renuncia una comisionada más, dejando sin posibilidad legal de sesionar al órgano de gobierno de la CRE.

Febrero del 2019: El presidente López Obrador envía cuatro ternas para cubrir las vacantes de comisionados a la CRE, en las que sólo un aspirante tiene experiencia en el sector eléctrico.

Ante un cuestionamiento sobre las ternas enviadas, el presidente de la República asegura que el titular de la CRE tiene conflictos de interés.

Guillermo García Alcocer muestra en conferencia su declaración de intereses presentada en el 2016, donde mencionó que tiene dos parientes políticos laborando en una empresa no regulada proveedora eólica y en una transportista de gas, de cuyas discusiones él se abstiene de opinar.

AMLO acepta una propuesta de audiencia con el presidente de la CRE, aunque asegura que la investigación sigue en curso y que con nuevos funcionarios limpiará al regulador de la corrupción que dejó el gobierno anterior.

Abril del 2019: El Senado rechaza por segunda vez las ternas para cubrir las vacantes de comisionados enviadas por el presidente, por lo que la ley le confiere a López Obrador la facultad de elegir directamente a los cuatro funcionarios.

Mayo del 2019: Sesiona por primera vez luego de 80 días el órgano de gobierno de la CRE. La nueva conformación deja a García Alcocer y a Luis Guillermo Pineda como una minoría frente a los nuevos comisionados que se manifiestan a favor de las decisiones del Ejecutivo.

Junio del 2019: Renuncia Guillermo García Alcocer.

Presidencia agitada

  • Durante el diseño y aprobación de la reforma energética, Guillermo García Alcocer fue director de Exploración y Explotación de Hidrocarburos en la Secretaría de Energía.
  • Participó en el arranque de las primeras importaciones de combustibles por parte de empresas distintas a Pemex y posteriormente en la apertura de los mercados del gas LP, gas natural, gasolinas y diesel en el país.
  • Aprobó un nuevo esquema tarifario para la industria eléctrica.
  • Colaboró en el diseño de tres subastas de energía para la adquisición de electricidad en el largo plazo, en las que se comprometieron más de 6,600 millones de dólares en nuevas plantas de energía limpia.
  • Fue parte en el diseño e implementación de tres temporadas abiertas para asignación de capacidad en los ductos de Pemex a privados.

[email protected]