Para poder llegar a cumplir la agenda 2030 de desarrollo sustentable se debe hacer un trabajo conjunto, esto es a través del sector público, privado, individuos y comunidades para atender problemas de salud, declaró María Cecilia Acuña, consejera de la Organización Panamericana (OPS) en Sistemas y Servicios de Salud.

De acuerdo con la especialista, estamos frente a un panorama donde no se tienen todas las respuestas, sumado a que existen enfermedades que son difíciles de detectar y otras que no han sido atacadas de la forma correcta.

“Encontramos que la principal causa de incapacidad en el mundo no son en realidad enfermedades que dominan el cuadro como el cáncer, depresión, etc. (…) lo que determina la incapacidad de las personas de levantarse e ir al colegio o a trabajar, no es sólo eso, sigue siendo la diarrea, el sarampión, la tuberculosis, la malaria y las infecciones respiratorias”, señaló Acuña.

En el marco del foro “Rumbo a un sistema de salud fuerte y acorde a los retos de largo plazo”, realizado en la Ciudad de México, la consejera recordó que, en el 2014, algunos países aprobaron la agenda de salud universal con la que se busca dar poder y avanzar en la calidad de vida de las personas.

“La línea estratégica de la agenda universal son servicios de salud integrales, de calidad centrados en personas; gobernanza en salud por parte del estado, asignado de recursos cuando no está intervenido y acciones que respondan a la agenda en favor de políticas”, expresó.

María Cecilia Acuña expuso que la ayuda se debe enfocar en las personas que tienen menos recursos y, por ello, crear un sistema de salud que provea lo necesario para su desarrollo y bienestar.

“Debemos revirar lo que consumen los mexicanos y comprender que lo que hacemos se refleja en el ciclo de la vida”, señaló.