En proceso de recuperación, la industria restaurantera prevé reaperturas este año, tras la situación de crisis del 2009 que llevó al cierre de diversos negocios de un sector que cuenta con tres mil establecimientos y genera casi 35,000 empleos, de los que más del 80% se ubican en la zona metropolitana.

El presidente de la Asociación de Bares y Discotecas del estado, Rogelio Garfias, informó que el sector registra un incremento de ventas, en comparación con el 2009, pero no alcanza los niveles que se tenían antes de ese año.

RECUPERACIÓN

Durante el 2011, se recibieron ya inversiones por 12 millones de pesos para el sector restaurantero y de bares, que generaron 250 empleos más. Aún se esperan inversiones por tres millones de pesos que generarán 100 empleos en los próximos meses y se estima mantener un ritmo de recuperación.

Sin embargo, la atracción de inversionistas foráneos, es por las condiciones de seguridad que prevalecen en el estado, generan competencia que impide acelerar el proceso de recuperación.

El empresario de una cadena de restaurantes, Juan Ramón González, explicó que en el 2009, cerraron dos bares y se recortó la mitad de los 100 empleos que generaban, pero este año se prevé alcanzar 30 empleos más con las reaperturas.