La transición de gobierno se convirtió en un freno para la inversión en infraestructura programada para este año, afirmó Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), quien destacó que de los 625,000 millones de pesos que se asignaron, sólo se ha ejecutado, a julio, 44.6 por ciento.

Debido a que sólo se han ejercido 4 de cada 10 pesos del presupuesto, el líder de la Cámara destacó que esta situación traerá “una lluvia de reclamos”, pues de acuerdo con la Ley de Obra Pública, hay la facultad de reclamar el cumplimiento de los proyectos que sean cancelados o que hayan sido retrasados sin justificación.

“En el ejercicio teníamos un dato que no llegamos ni a 48%, y esto cerrando julio, del ejercicio completo que estaba contemplado en el PEF que era de 625,000 millones de pesos (...) todavía faltarían alrededor de 300,000 millones de pesos por ejecutar”, informó.

La CMIC ya inició acercamientos con la Secretaría de la Función Pública. “Hemos detectado que no se ha aplicado el Presupuesto de Egresos de la Federación como se tenía contemplado”.

Por ejemplo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sólo ha ejecutado 41% del presupuesto; Conagua 19.2%, y la CFE 12 por ciento.

“Durante los últimos años, el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) de la CMIC ha manifestado la necesidad de agilizar e impulsar la inversión pública, ya que ésta representa un trascendente impulsor de los proyectos de infraestructura; de ahí, la importancia que adquiere el hecho de que los recursos públicos se ejerzan adecuadamente”, explicó. Cabe destacar que a julio del 2018, el avance presupuestario de las 10 principales dependencias del gobierno federal, que en conjunto concentran 60% de la inversión total en infraestructura para el 2018 (371,612 millones de pesos), fue de 165,585 millones de pesos, es decir, un avance de 44.6 por ciento.

“Si el ejercicio del gasto fuera proporcional y lo dividiéramos de manera mensual, el promedio para junio debería corresponder a un avance de 50%, es decir, 185,806 millones de pesos, por lo que la cifra observada se ubicaría 5.4 puntos porcentuales por debajo, representando alrededor de 20,222 millones de pesos”, revelan datos de la CMIC.

En este sentido, los retrasos en el gasto de la inversión pública limitan la efectividad sobre la actividad productiva de la construcción, sobre todo en la creación de empleos, ya que la industria de la construcción crea 6.1 millones de puestos de trabajo directos y 2.8 millones indirectos.

Además, su efecto multiplicador sobre 176 de las 262 ramas productivas es de 45%, es decir, por cada 100 pesos invertidos en la construcción, 45 pesos se dedican a la compra de bienes, servicios y materiales a su cadena productiva.

Asimismo, destacó que el sector lleva acumulados 26 meses de caídas consecutivas su actividad productiva, lo que representa un lastre en la dinámica de crecimiento de la industria de la construcción.

AEROPUERTO, SÍ

Por otra parte, Ramírez Leal comentó que analizarán el dictamen técnico sobre la construcción del nuevo aeropuerto, elaborado por el próximo gobierno para emitir una opinión; sin embargo, consideró que la obra debe continuar y que, en caso de requerirse, se combata la corrupción.

Consideró que la Cámara representa a quienes ya ejecutan parte importante de la obra de aeropuerto, que van desde las pistas hasta las terminales, a través de 209 contratos. Todos los proyectos de infraestructura anunciados por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, incluido el Tren Maya, resultan atractivos para el sector; sin embargo, el presidente de la Cámara destacó que se debe trabajar con una planeación.