Londres.- El gigante petrolero anglo-holandés Royal Dutch Shell anunció una impresionante alza interanual de 49% de sus beneficios netos ajustados en el primer trimestre del año, gracias a un aumento en la producción y -al igual que sus competidores- al aumento del precio del crudo.

Los beneficios netos del grupo crecieron por su lado 57% respecto al mismo periodo de 2009, alcanzando los 5,481 millones de dólares, y el volumen de negocios registró un alza de 48%, hasta los 86,062 millones de dólares, anunció Shell en un comunicado.

Las ganancias ajustadas (que no incluyen algunos costos e ítems especiales), registraron un aumento de 49%, totalizando 4,897 millones de dólares y superando ampliamente la previsión promedio de los analistas, que era de 3,980 millones de dólares, de acuerdo con la agencia Dow Jones Newswires.

El alza de las ganancias se explica en parte por el aumento en la producción de hidrocarburos (petróleo y gas) del grupo, que creció en un 6% y alcanzó los 3.594 millones de barriles diarios. El volumen de producción de gas creció un 12% y el del petróleo un 1%.

Shell registró un aumento de 38% en las ventas de gas natural licuado (GNL), comparado con el primer trimestre de 2009.

Pero el crecimiento de beneficios se debe principalmente a la fuerte alza de la cotización del crudo, que prácticamente se duplicó en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo período el año pasado.

Como resultado, el sector de exploración y producción casi duplicó su contribución a las ganancias ajustadas, alcanzando los 4,415 millones de dólares.

Este miércoles, en barril barril de "light sweet crude" para las entregas de junio se negociaba a 82.30 dólares, y el del mar del Norte, para el mismo plazo, a 85.66 dólares.

Por su parte, el sector de refinado y distribución arrojó un saldo positivo, generando ganancias de 743 millones de dólares. En el primer trimestre de 2009 había reportado pérdidas por 1,762 millones de dólares.