El flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) que recibió Chile entre enero y junio de este año alcanzó los  9,801 millones de dólares, un incremento de 53% respecto al mismo período del año, según las cifras provisorias informadas por el Banco Central.

En junio, el flujo de IED alcanzó 2,105 millones de dólares, con lo que el monto acumulado entre enero y junio es el segundo más alto para ese período en toda la serie histórica registrada por el Banco Central.

El director de InvestChile, Juan Araya, valoró el avance en los flujos, pese al impacto del coronavirus en la economía global. “Es una buena noticia que en medio de la pandemia que afecta al mundo, la inversión extranjera en nuestro país no solo sea resiliente, sino que siga creciendo. Más inversión extranjera se traduce en la permanencia de proyectos en Chile”, comentó.

El componente más importante del flujo en lo que va del año fueron las participaciones en el capital, con 4,725 millones de dólares, la cifra más alta de toda la serie histórica. Le siguen las utilidades reinvertidas, con 2,938 millones de dólares, y los instrumentos de deuda con 2,138 millones de dólares.

“Estas cifras significan que no solo están llegando nuevas empresas extranjeras a Chile, sino que además las que ya están instaladas en nuestro país están reinvirtiendo”, señaló el directivo.

Respecto al desempeño futuro de la IED, el director ve difícil proyectar el escenario dado el volátil contexto en que la Unctad anunció un recorte en los flujos globales de entre un 30% y un 40% para 2020.