Andrés Manuel López Obrador, ganador de las elecciones presidenciales, dijo que el aumento al salario mínimo no será inmediato. Pidió a los legisladores de Morena, PT y PES que analicen el tema junto con la próxima secretaria de Economía, Graciela Márquez, y destacó que él consultará con el Banco de México (Banxico), pues no pretende tomar acciones que provoquen inflación.

Obrador, virtual presidente electo de México, aseveró que no pretende incumplir ninguna de sus promesas de campaña. Argumentó que todo lo que prometió lo hizo porque ya tenía un análisis cuantitativo de lo que costaría llevarlo a cabo. Afirmó que el aumento al salario mínimo es un tema que debe estudiarse con responsabilidad para no incurrir en inflación.

“Sí se va a buscar una consulta. Yo creo que ellos (los integrantes del Banco de México) están conscientes de que no se puede mantener el salario como está en la actualidad, pero no queremos provocar desestabilización económica-financiera.

“La inflación es algo que daña mucho a todos; la inflación hay que evitarla, sino, todo es ficticio. Podemos tener más ingresos, pero se nos reduce el poder adquisitivo, el poder de compra, si hay inflación. Perdemos calidad de vida. Entonces, no se trata de actuar con demagogia. Yo me cuidé mucho durante la campaña, y hay constancia de que no ofrecí cosas que no iba a poder cumplir, por eso puedo decir que todo lo que ofrecí lo voy a cumplir.

“Porque cuando estaba yo haciendo estos planteamientos sabia de dónde podía sacar los recursos. No quiero incumplir con los compromisos, que la gente diga: ‘nos engañó’. ¡No! Nunca voy a engañar al pueblo. No mentir, no robar, no traicionar al pueblo”, aseveró López Obrador.

En su reunión con diputados federales y senadores de la República electos de Morena, PT y PES, López Obrador entregó una lista de 13 prioridades legislativas para su gobierno, que comenzará el 1 de diciembre.

En el punto 12, pidió a los legisladores federales electos “revisar si se necesita llevar a cabo alguna reforma para aumentar el salario mínimo en la zona fronteriza del norte del país, de conformidad con el proyecto que aplicaremos y que estará a cargo de la Secretaría de Economía”.

El 1 de abril, al arrancar su campaña en Ciudad Juárez Chihuahua, López Obrador prometió que “desde el 1 de enero del año próximo, 2019, en toda la zona libre de la franja fronteriza se aumentará el salario mínimo a cuando menos el doble de lo estipulado en la actualidad”.

Y añadió: “se trata de un asunto de justicia y sin riesgos de inflación porque habrá, como lo hemos dicho, reducción de impuestos y de precios de energía, de tal manera que, al subir el salario y bajar otros precios, el nivel general de precios quedará igual o, incluso, podría bajar, no es aumentar el salario sin tomar en consideración otros factores”.

jmonroy@eleconomista.com.mx