Hay una judialización de la política industrial en el país y muestra de ello son los amparos que han promovido la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica y Siderúrgica contra los aranceles cero a las importaciones de acero, que lejos de permitir caminar a una política industrial, sólo refleja el desarrollo mermado con una consecuente desindustrialización y la pérdida de empleos, coincidieron especialistas, legisladores e industriales.

Convocados por la Canacero, el senador Eloy Cantú, los diputados Ildefonso Guajardo y Tereso Medina; el investigador Carlos Elizondo Mayer-Serra del CIDE y Ernesto Cervera, director general de la empresa GEA, se reunieron para presentar la Memoria del Primer Congreso Mexicano de la Industria Siderúrgica y plantearon que desde hace una década se vive una desindustrialización, pese a que no se quiera reconocer, y eso se ve reflejado en la pérdida del dinamismo y de los 700,000 empleos menos de la industria manufacturera , dijo el senador Cantú.

Aunque entiendo las motivaciones legitimas que hay (para ampararse)… creo que sería mucho mejor articular una política industrial, más que andar construyendo las reglas del juego del comercio exterior de México en función de su capacidad de litigio. El verdadero cambio no es la judialización de la política industrial, sino su construcción , comentó Carlos Elizondo Mayer-Serra del CIDE.

PERDEMOS MERCADO

En su momento el presidente de la Canacero, Raúl Gutiérrez Muguerza, dejó en claro que una de las principales implicaciones para el sector con un arancel cero es que nos está afectando la rentabilidad de las empresas , y admitió que no estamos perdiendo dinero, pero sí mercado.

CARGAN LA MANO EN EL COBRO DE ENERGÉTICO A INDUSTRIALES

El los últimos seis años se ha cobrado a industriales un sobreprecio en energéticos de 17%, que representa 170,000 millones de pesos y lejos de dar competitividad convierte a la CFE y Pemex en empresas recaudatorias, denunció el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero, Raúl Gutiérrez.

En el 2006 había una fórmula que contemplaba un contenido de 20% de gas y 60% de combustóleo, pero como los precios del segundo se fueron para arriba y los del gas para abajo, la CFE indicó -voy a usar más gas y menos combustóleo-, pero ese cambio no se reconoció en la fórmula , dijo.

[email protected]