Sandoz, la división de genéricos y biocomparables de Novartis, integrará en 2018 un portafolio de medicamentos para VIH, además de ampliar su oferta en oncologia, con ello buscan mantener el crecimiento del 5% en sus ventas. 

“Vamos a cerrar 2017 con ventas de 1,050 millones de pesos, creciendo un 5%, hemos tenido crecimiento sostenido en los últimos años, basado en el lanzamiento anual de ocho nuevos productos, una tendencia para los siguientes cinco año” dijo Mariano Elizalde, director general de Sandoz México. 

Sandoz a nivel internacional aporta 20% de las ventas de Novartis global, con 10,000 millones de dólares, de un portafolio de 800 productos.

Sandoz aporta cerca del 20% de las ventas de Novartis en México, provenientes de 69 productos entre genéricos y biocomparables, que se concentran en tratamientos cardiovasculares, respiratorios, antibióticos, hospitalarios, oncologia, y ahora se suma VIH. 

“Tenemos cada vez más productos de especialidad, como oncológicos, una línea de HIV, donde no hay mucha presencia genérica y vamos a lanzar nuestros primeros productos espero en el primer trimestre del 2018”, adelantó Elizalde. 

El 30% de las ventas de Sandoz provienen del sector salud, siendo el principal negocio el portafolio cardiovascular, respiratorio y antibióticos; este 2017 se sumó oncologia, que ya representó 10 millones de pesos.

Elizalde agregó que en el negocio de biocomparables ya tiene una relevancia considerable, con crecimiento del 15%, y para los siguientes cinco años los lanzamientos se irán migrando a esos productos, sin que por el momento se tenga pensado hacer una división propia de negocio. 

Sandoz México cuenta con una de las 30 plantas de Sandoz internacional, ubicada en la Ciudad de México, donde principalmente se empaqueta y cuentan con laboratorio de calidad, el 80% de los productos son importados de Europa, otros se maquilan en plantas nacionales y sólo uno es producido por ellos, naproxeno-paracetamol, por lo que descartó inversiones en la unidad, o la posible suma de alguna otra planta. 

maria.rodriguez@eleconomista.mx