La Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia (SIC) sancionó a Claro, propiedad de Carlos Slim, por más de 158,366 dólares y anunció la apertura de investigación contra Colombia Telecomunicaciones.

Debido a las denuncias de 11 usuarios presentadas ante la SIC y las reiteradas sanciones en cinco oportunidades por las mismas actuaciones, la entidad evidenció que el proveedor de servicios de comunicaciones la empresa sigue vendiendo equipos terminales bloqueados, o como se conocen comúnmente con las bandas cerradas . De acuerdo con un comunicado emitido por la SIC se impone una sanción equivalente a 5000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

El comunicado cita que estas actuaciones "van en contravía de lo dispuesto en materia de equipos terminales por el artículo 105 del Régimen Integral de Protección de los Derechos de los Usuarios de los Servicios de Comunicaciones, Resolución CRC 3066 del 2011, modificado por el artículo 8º de la Resolución CRC 3136 del 2011, y por las cuales esta Superintendencia ya lo había sancionado anteriormente en repetidas ocasiones".

Debe resaltarse que por dicho comportamiento, la sociedad investigada no sólo vulnera lo dispuesto por la norma, sino también desconoce el principio rector de libre elección enunciado en el Régimen Integral de Protección de los Derechos de los Usuarios de Servicios de Comunicaciones. La norma establece que le corresponde de manera exclusiva al usuario, tanto al momento de la oferta, como de la celebración del contrato y durante la ejecución del mismo, elegir y usar con cualquier proveedor el equipo terminal de su elección.

Si un usuario adquiere un equipo nuevo, sin importar el plan, la modalidad de contrato o la unidad, el equipo debe ser entregado, sin ningún tipo de bloqueo para que funcione en cualquier red en Colombia, aseguró la SIC.

Además, el ente regulador, luego de recibir tres denuncias de usuarios inició dos investigaciones administrativas adicionales en contra de la sociedad Colombia Telecomunicaciones (Movistar) por la supuesta venta de equipos terminales bloqueados sin atender las solicitudes de desbloqueo.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica