La minera brasileña Samarco deberá pagar 100 millones de reales (27 millones de dólares) en multas por los daños ambientales que causó el deslave de lodo y desechos de una mina de su propiedad tras la ruptura de dos diques, informó una autoridad el miércoles.

"Cada multa tiene el valor de 50 millones de reales, una por el lanzamiento de efluentes en un río federal, que es el río Doce, lejos de los patrones, y también por la pérdida de biodiversidad", dijo la presidenta del Instituto Nacional del Ambiente (Ibama), Marilene Ramos, citada por el diario local Estado de Minas.

NOTICIA: BHP Billiton y Vale enfrentan sanciones por catástrofe ambiental

Dos represas, ubicadas cerca de la ciudad de Mariana (sudeste de Brasil), estaban cargadas con millones de metros cúbicos de lodo y desechos mineros y su colapso provocó el jueves pasado una gigantesca avalancha que arrasó un pequeño poblado, con saldo de ocho muertos, una veintena de desaparecidos y 631 personas sin hogar.

La masa fangosa continuó además su camino 450 km hasta el estado de Espirito Santo y avanza hacia el mar a través de la cuenca del río Doce, inundando comunidades a su paso, destruyendo cultivos y matando peces, tortugas y otros animales.

NOTICIA: Residuos de deslave en Brasil elevan riesgo sanitario

Un tercer dique de Samarco -propiedad a partes iguales de la anglo-australiana BHP Billiton y la brasileña Vale- comenzó a ser reparado por los bomberos y por razones de seguridad fueron evacuados los pobladores del área.

NOTICIA: Temor a ruptura de dique en Brasil provoca más evacuaciones

abr