El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Tuffic Miguel Ortega, presentó su último informe como titular del organismo, del que dijo se entregan buenas cuentas con una viabilidad garantizada hasta el 2030, 16 años más estimado al inicio de la administración actual; una generación de empleo histórica con 4 millones de empleo; un superávit de 21,000 millones de pesos (acumulado de los últimos tres años), y un registro de 20 millones de trabajadores afiliados.

Tuffic Miguel sostuvo en conferencia de prensa, acompañado por el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, que las acciones que emprendieron en este gobierno permitieron sanear al IMSS, por lo que se debe mantener la disciplina financiera.

El secreto es, dijo, “mantener la disciplina entre no gastarse más de lo que ingresa” y de esa manera es posible cumplir con la transformación que se hace en el IMSS; si continúa con superávit, el cual se estima que en el 2018 será de 4,000 millones de pesos, se podrá llevar adelante la renovación de todo el equipo médico.

Destacó que las compras consolidadas han sido un paso muy importante no sólo para tener los mejores precios en las licitaciones sino para el abastecimiento de recetas. El ahorro que se ha logrado en lo que va de la administración es de 17,400 millones de pesos, de los cuales 10,500 millones de pesos corresponden al Seguro Social.

Así, 76% de las adquisiciones se hace mediante licitaciones públicas.

Hay más patrones

Miguel Ortega añadió que, si bien se incrementó la recaudación por las cuotas obrero-patronales, también el número de patrones registró una cifra histórica, pues en la administración del 2006-2012 apenas se tuvo un registro patronal de 18,100, mientras que del 2012 a mayo del 2018 el número de patrones que se inscribió al IMSS fue de 125,000. Lo anterior “demuestra que los empresarios han confiando sus inversiones en el país”.

En ese sentido, al cierre de este sexenio se habrá alcanzado la meta de 4 millones de nuevos empleos y ello permitirá una recaudación superior a 320,000 millones de pesos en este año, consolidando servicios de calidad para los 74 millones de derechohabientes.

El superávit por más de 21,000 millones de pesos al cierre del sexenio ha permitido incrementar su capacidad de atención con la construcción de 16 hospitales, 40 clínicas familiares y 9 de mama, en las que se invierten alrededor de 18,000 millones de pesos y quedarán concluidos en su mayoría en esta administración.

[email protected]