La reforma laboral que se discute en Congreso de la Unión debiera contemplar contratos y salarios flexibles, pues ello se traduciría en mayor productividad del país y una disminución de la tasa de desempleo, consideró el economista en jefe de Itáu Banco, Tomás Málaga.

Lo anterior, en el marco de la discusión en la Cámara de Diputados en México de una reforma laboral y que fue presentada por el jefe del Ejecutivo como iniciativa preferente, lo que significa que a partir de que se entrega la propuesta, el poder Legislativo tiene 30 días para su aprobación.

Si bien el especialista dijo desconocer en lo particular la iniciativa mexicana, subrayó que con base en experiencias en otros países el propósito de una reforma laboral incluye tener contratos más flexibles que permitan, por ejemplo, jornadas de trabajo variable, con remuneración variable, que permita una flexibilidad mayor para contratar y dimitir .

Y es que, comentó, es importante considerar que cuando la empresa contrata paralelamente está pensando en que también hay el riesgo de tener que demitir y ahí los costos tienen que ser razonables, compatibles y a veces son muy altos, lo que evita que las compañías en una fase de expansión contraten trabajadores.

Explicó que hoy en día, México gana terreno comercial en Estados Unidos respecto a países como China, derivado a su costo unitario del trabajo, el cual es la relación entre productividad y salario.

En México, sostuvo, ha aumentado la productividad pese a que el salario no ha registrado el mismo incremento, lo que es un factor favorable para la competitividad de la economía frente a otros países.

Entonces, en general, una reforma de trabajo dentro de un contexto de crecimiento de las exportaciones, como es el caso de México, lo importante es que se gane empleo para después tener ganancias salariales y ese proceso sería más rápido si los contratos de trabajo son más flexibles porque las empresas podrían capturar mejor sus pasivos laborales , expresó.

Ése, afirmó el directivo del banco brasileño, debe ser el propósito de una reforma, pues ayuda mucho a ganar productividad porque el trabajador se recoloca más fácilmente en los sectores que crecen, con más productividad y un aumento en la productividad.

El paso inicial es que el costo sea más barato para México, pero lo ideal entonces sería que se comience a ganar más empleo y todos tengan acceso a un salario, que tal vez no sea inicialmente tan maravilloso pero se aumenta el número de personas empleadas en el sector exportador , aclaró.

MFH