Incluir un componente salarial en la regla de origen automotriz que se negocia en el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN 2.0) es inapropiado, por la existencia de asimetrías entre las tres economías, con lo que se correría el riesgo de que la región de Norteamérica pierda competitividad con el resto del mundo, afirmó Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Mexicano de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index).

En semanas recientes se supo que Estados Unidos busca asegurar que 30% de los componentes de los automóviles que se comercien libres de aranceles en la región TLCAN sean producidos en regiones de altos salarios manufactureros, particularmente regiones con salarios mayores o iguales a 15 dólares la hora.

Luis Aguirre Lang precisó que la industria automotriz paga un sueldo base desde 200 pesos por día más prestaciones y bonos de productividad y van aumentando conforme existe una mayor capacitación de la persona. Los sueldos que se pagan a los empleados de las maquiladoras son 30% superiores a los de empresas que, aun cuando exportan, no tienen certificado maquilador.

Los salarios mexicanos están muy distantes de los que se pagan en EU y Canadá: 1.25 dólares por hora en México contra los 15 dólares en Estados Unidos. En conferencia de prensa, Luis Aguirre explicó que las economías son diferentes y la industria mexicana no posee esa capacidad.“Tenemos economías diferentes. El nivel de condiciones económicas, la carga tributaria, pagamos impuestos de manera diferente y el costo de vida es diferente. El tema de percepción de ingresos de la población debe estar en función de la satisfacción de las necesidades”, abundó.

Para el líder de la maquiladora de exportación en México resulta “inapropiado el estar haciendo el planteamiento de elevar los sueldos (como lo puso en la mesa Estados Unidos). Uno de los puntos que nos hacen competitivos como región y que nos dan valor son las diferencias que hacemos de la oferta que pone México, EU y Canadá, es lo que enriquece y da valor al TLCAN”.

lgonzalez@eleconomista.com.mx