Un mejor salario en México será el indicador de que las reformas han transformado realmente a la economía, advierte la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Considera que México ya está avanzando en este tema con la desindexación del salario mínimo de las multas y créditos. Pero enfatiza que es ahí donde hay que mirar para valorar la transformación que van dejando las 11 reformas aprobadas. El salario es la expresión última de si el hogar tiene o no tiene una mejoría con relación a la economía toda. Yo creo que el salario es en cierta forma uno de los indicadores que debe reflejar que estas reformas lleguen a los hogares transformados en más productividad, mejores empleos y también en una mejor articulación de las cadenas productivas , detalla.

Entrevistada por El Economista durante el programa Voces en Directo, explica que a México le falta ahora una política industrial que permita descubrir nuevos sectores productivos. Al final de cuentas, la clave es que se pueda ver el cambio estructural. Es decir, el cambio de la matriz productiva que es la que te va a dar la clave para sumarte a mayor innovación tecnológica, mayores capacidades humanas y, también, en el territorio lograr vencer ciertas brechas de desigualdad , refiere.

Apoya a Secretaría ?de trabajo

Previo al lanzamiento en México del Estudio Económico para América Latina y el Caribe , que la comisión divulga, asegura que la Cepal ha comenzado a apoyar a la Secretaría del Trabajo para participar en esta articulación de políticas que integran a la cadena productiva.

El objetivo es ver cuáles son los cuellos de botella en esta cadena productiva, cuántos empleos se generan en cada una de estas cadenas, dónde se ubican en el territorio, cuáles son las necesidades de capacitación para que esa cadena productiva tenga más valor agregado, que sea más competitiva , expone.

Entonces, ¿ustedes participan activamente en esta articulación de las reformas para aterrizarlas en beneficios para la gente?

Estamos participando con el análisis del insumo-producto, con el tema de las capacitaciones o las capacidades, para cruzarlas con las reformas y ver cómo esas cadenas de valor se benefician, por ejemplo, con la reforma energética; es decir, la electricidad, por ejemplo, el consumo eléctrico es un próximo muy importante del PIB y de la actividad industrial.

Años difíciles ?para América Latina

Anticipa que la región pasará por años difíciles, de poco crecimiento y poca inversión.

Y en consecuencia, hace un llamado a salir de esta coyuntura difícil , protegiendo los logros sociales, como es la reducción de la pobreza, y estimulando la diversificación productiva a partir de una mayor integración regional.

¿Cómo impactará a la pobreza y desigualdad este contexto tan difícil que está enfrentando la región y el mundo?

América Latina y el Caribe logró disminuir la pobreza realmente de los 90 a la fecha de 48 a 28%, y la pobreza extrema de 22 a 12%; entonces ahí hubo logros muy importantes y muy concretos. Pero a partir del 2011, estamos en una meseta: no hemos podido avanzar más en la disminución de la pobreza y de la pobreza extrema. De hecho, en algunos países la pobreza extrema ha aumentado justamente por problemas de inflación en la canasta alimentaria. No es el caso de México. Pero vamos a ver cómo logramos que no haya retrocesos. En este momento de ajuste fiscal, de ajuste presupuestario, tenemos que mantener los programas de transferencias condicionadas o no condicionadas; hay países que no las condicionan, pero éste es un programa que ha dado resultados concretos en el caso de México, Prospera, que va a los hogares más pobres. El ajuste que se haga al gasto público tiene que ser un ajuste selectivo para no impactar justamente este costo, este gasto social que es fundamental.

[email protected]