Las reglas de origen no deben de incluir la parte salarial entre los tres países, “al final de cuentas son tres economías totalmente distintas y desde el inicio de las pláticas se ha plateado que el salario no forme parte de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como tampoco puede hacerse en la parte parte automotriz”.

Así lo manifestó Lorenzo Roel, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien agregó que el sector privado está siguiendo de manera puntual las negociaciones y se ha dejado en claro que  “no podemos implementar en México un salario similar al de Estados Unidos, o al de Canadá en la industria automotriz porque desfazaría a la industria”.

Cabe señalar que la semana pasada Estados Unidos propuso incluir los salarios como parte de las mediciones del contenido regional en las reglas de origen automotriz que se renegocian en el TLCAN, las cuales contabilizaría salarios equivalentes a 15 dólares por hora para el contenido de valor regional de un automóvil.