La española Sacyr constituyó en Chile la sociedad Ruta de Algarrobo, empresa titular de la concesión de un tramo de autopista de 187 kilómetros en la Ruta 5 de ese país.

Fuentes de la empresa aseguraron que había ganado esta concesión después de que la adjudicataria inicial no consiguiera conformar la sociedad concesionaria en el plazo estipulado de tiempo, un trámite que sí ha conseguido culminar el grupo ibérico.

La inversión prevista para este proyecto, con un plazo de construcción de cerca de 3 años y medio, es de 346 millones de dólares al cambio actual y el período de gestión de la concesión será de aproximadamente 35 años.

Entre las acciones que realizará Sacyr está la duplicación de la calzada actual, así como la construcción de vías de servicio y de diferentes estructuras.

Sacyr, que aseguró que ya ha desembolsado 40% del capital de la concesionaria, prevé un tráfico medio diario para el 2015 de 4,500 vehículos.

El tramo de 187 kilómetros de esta concesión se sitúa entre las ciudades de La Serena y Vallenar y se suma al tramo de 221 kilómetros que ya puso en servicio Sacyr el pasado noviembre entre Caldera y Vallenar.

La compañía española gestionará un corredor de más de 400 kilómetros entre La Serena y Caldera.

Sacyr comenzó su internacionalización en Chile en 1996 con la concesión del tramo Los Vilos-La Serena y desde entonces ha efectuado inversiones en por 3,300 millones de dólares.

Sacyr es una empresa que se especializa en la construcción de todo tipo y promoción de viviendas.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica