El Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM) instaló la mesa de negociación para la revisión salarial 2022, luego de que presentó su emplazamiento a huelga para el primer minuto del primero de noviembre a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el pasado 29 de septiembre, en  donde demanda un incremento de 20%; informó el secretario general Agustín Rodríguez Fuentes.

En entrevista con El Economista, Rodríguez Fuentes expuso que la revisión será en vivo y abierta por radio STUNAM, a fin de que todos los trabajadores puedan conocer los detalles de la misma; además de los resultados del pliego petitorio alterno que busca solucionar temas como escalafón, capacitación o revisión de tabulador, entre otros.

Ese pliego petitorio paralelo tiene 18 temas de carácter urgente para el sindicato porque son contratación de plazas, capacitación, revisión tabulador, revisión de escalafón, es muy amplia la temática y se trata de manera paralela; hoy se instaló la mesa y se nos entregó el reglamento sobre el funcionamiento de las pláticas”, apuntó Rodríguez Fuentes.

Cabe señalar que la revisión salarial del STUNAM se realiza mientras se discute en el Cámara de Diputados la aprobación de presupuesto en las comisiones de Hacienda, Presupuesto y Educación,  lo que es determinante para llegar a un acuerdo salarial, a la vez que se tienen reuniones con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y con el rector de la Universidad, “todo ello para encontrar una solución que no nos lleve a un conflicto”, dijo Agustín Rodríguez.

Con el STUNAM, arrancan las revisiones salariales que impactan los presupuestos del próximo año, lo que lo convierte en un referente de los aumentos que demanden otras organizaciones sindicales; “nosotros estamos pidiendo 20% y como se están dando ahora los incrementos están por debajo de la inflación. A nosotros nos interesa apoyar los espacios que apoyen al salario, independientemente del aumento salarial”.

En ese sentido, dijo que hay aspectos que parecen insignificantes, pero que pueden ayudar mucho a mejorar el ingreso del trabajador, “nosotros no partimos de un incremento directo al tabulador, sino de un programa de recuperación salarial que se pactó desde 1994 y que ha sido muy benéfico para los trabajadores; se mejoran los programas como la revaloración de puestos, o programar las plazas que están vacantes y son promociones para los trabajadores”.

Vale la pena resaltar que en este año se aprobaron cambios a la Ley Federal del Trabajo en los que quedaron asentados que los incrementos salariales no pueden estar por debajo de la inflación.

Durante la instalación de la mesa de negociación se firmó un reglamento sobre la manera en que se llevarán a cabo las pláticas entre las partes, las cuales inician de manera formal el próximo viernes.

kg