El candado que pretende poner el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) para evitar que la plantilla de trabajadores se reduzca en el futuro no ha prosperado en Teléfonos de México, como tampoco ha logrado crear un Fideicomiso para que los trabajadores amplíen su periodo laboral al menos por 4 años; motivo que llevó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a intervenir en el proceso de negociaciones entre las partes, a fin de evitar que estalle la huelga programada para este viernes al medio día.

Las tensas negociaciones obedecen a que el STRM que encabeza Francisco Hernández Juárez, han perdido en 10 años 9,000 plazas, como consecuencia de cambio de funciones, separación del trabajo o jubilaciones, esta reducción de personal abarca todos los departamentos, pero en los últimos años se ha acelerado, pues la empresa inició una política de reducir costos.

De acuerdo con el líder sindical, esta situación no ha afectado al servicio que brinda la empresa, dado que existe el personal altamente productivo y con la suficiente capacitación para sacar adelante el trabajo .

Luego de que se lograra establecer una prórroga por 26 horas para que las partes lograran un acuerdo, por la mañana se rompieron las negociaciones debido a que la empresa se niega a cubrir las vacantes y hasta el momento ha ofrecido 1,500, cantidad que considera el sindicato insuficiente para cubrir las necesidades de la empresa.

Hernández Juárez manifestó que lo que estamos buscando es una solución, no un conflicto; pero si no, estamos dispuestos a pelear con los recursos que la ley nos permite para detener la disminución de la plantilla de trabajadores .

En ese sentido, añadió que lo que estamos pidiendo es un acuerdo con el director general de Teléfonos de México , pero en caso de no haberlo nos iremos a la huelga.

Por otro lado, la fracción parlamentaria del PRD, a la que pertenece Hernández Juárez, se solidarizó con los telefonistas ante el posible estallamiento de huelga. La diputada Mary Telma Guajardo, quien también preside la Junta de Coordinación Política, expresó que hay preocupación ante la falta de disposición de la empresa a aceptar un acuerdo para evitar que siga disminuyendo la plantilla de trabajadores .

La coordinadora perredista aseguró que su grupo parlamentario estará muy atento de lo que resuelvan los trabajadores telefonistas y reiteró su apoyo en caso de que estalle la huelga.

APR