La idea de que América del Norte conforme un bloque de asociación económica y política al estilo de la Unión Europea se antoja compleja en el mediano plazo, pues el concepto de que esta región ha encontrado afinidades profundas como para concretar una mayor integración aún se percibe como difícil en los tres países que integran el TLCAN y también en el resto del mundo, reconoció el canciller José Antonio Meade Kuribreña.

De esta manera, a poco más de dos semanas de celebrarse la Cumbre de Líderes de América del Norte y tras 20 años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la idea de una comunidad norteamericana se ve un tanto lejana, aceptó el secretario de Relaciones Exteriores (SRE) y ex secretario de Hacienda en el gobierno de Felipe Calderón.

El 19 de febrero los mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá se reunirán en la ciudad de Toluca.

Ante esta reunión y a 20 años del TLCAN "pareciera mucho más obvio y mucho más sencillo de vender esta idea de Norteamérica. Sin embargo, encontramos dificultades en que este concepto se aprecie, se aquilate y se le invierta. La gente voltea, con razón, a ver a Asia. La gente está entusiasmada, y con razón, de lo que está pasando en Latinoamérica, y dentro de Latinoamérica, en la Alianza del Pacífico", señaló Meade.

El titular de la SRE citó al internacionalista estadounidense Bob Pastor, quien pensaba que el concepto de Norteamérica implicaba que los tres países de la región emprendieran conjuntamente la tarea de diseñar un conjunto continental, una asociación genuina que va más allá de la retórica, a una definición clara de una comunidad en América del Norte.

"Estamos muy lejos de esta aspiración de esta idea Norteamericana, pero el Tratado de Libre Comercio fue un primer paso muy importante".

No obstante, al participar en el simposio "El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, a 20 años de su entrada en vigor", organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), el canciller mexicano dijo que veinte años después del TLCAN, los cambios en la geografía regional implican mayor ventaja para América del Norte.

A dos décadas de distancia del TLCAN, los espacios geográficos regionales cuentan hoy con más carreteras, líneas de ferrocarriles y puertos, lo que a decir del titular de la SRE, implica pasos hacia adelante y brinda mucho mayor ventaja que al inicio de este mecanismo comercial.

Meade Kuribreña dijo que "el argumento a favor de Norte América es mucho más explícito hoy que hace 20 años".

Afirmó que América del Norte cuenta hoy con un perfil energético, cuya presencia no se imaginaba hace pocos años. El Secretario de Relaciones Exteriores detalló que a partir de este acuerdo comercial, el comercio se multiplicó tres veces.

Puntualizó que por cada peso que se exporta de México, 40 centavos se adquieren de Estados Unidos.

Cuando se exporta un equipo eléctrico u óptico de Japón, solamente el 3.3% beneficia a México, Estados Unido o Canadá. Cuando se exporta un bien electrónico de Alemania, sólo el 2.6% beneficia a esta región.

En cambio, cuando se exporta un bien eléctrico u óptico de Canadá el 12% tiene contenido norteamericano y cuando se hace en la Unión Americana, el 20% del valor agregado se explica y se genera en el país.

"México a 20 años del Tratado de Libre Comercio seguirá avanzando para construir y revitalizar la idea de una Norte América próspera", propuesta que aseguró Meade, se impulsará en la próxima Cumbre de Líderes de América del Norte.

[email protected]

nlb