La agencia de calificación Standard & Poor's revisó a la baja de "estable" a "negativa" la perspectiva de la nota de los fabricantes japoneses de automóviles Toyota, Nissan y Honda, cuya producción se ha visto fuertemente afecta por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Esta decisión significa que la agencia podría bajar próximamente la nota de la deuda a largo plazo de estos fabricantes.

La agencia explica esta decisión por la "fuerte caída de la producción resultante de los problemas de suministro después del terremoto del 11 de marzo".

"Esta revisión de la perspectiva refleja también nuestra opinión que una caída prolongada de la producción debería reducir las cuotas de mercado de los fabricantes de automóviles japoneses y su competitividad a largo plazo".

S&P ha adoptado la misma decisión para los tres fabricantes de partes japoneses Aisin, Denso y Toyota Industries.

RDS