La agencia  de riesgo S&P notificó este jueves 19 de diciembre que mantuvo sin cambio las calificaciones para Petróleos Mexicanos (Pemex) a escala global en moneda extranjera de BBB+ con perspectiva negativa y A- con perspectiva negativa en moneda local, así como de tres de sus subsidiarias.

Ello porque las calificaciones de la petrolera del Estado continúan reflejando “la expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero", dijo S&P.

La agencia calificadora dijo que "La perspectiva negativa refleja el riesgo de que las señales mixtas en políticas gubernamentales clave (...) continúen erosionando el sentimiento del sector privado y disminuyendo las perspectivas de crecimiento para México".

Esta acción la anunció después de que confirmó las notas soberanas de México que la mantuvo la calificación soberana de México en "BBB+", pero que la perspectiva negativa implica el riesgo de la rebaja debido al deterioro en la calidad crediticia de la deuda soberana.

José Luis Ortega, El directivo en BlackRock México dijo que el acceso a los mercados financieros que ha tenido Pemex "es muy buena", pero no descarta algún ajuste en su calificación crediticia, justamente porque su deuda aunque ha mejorado sus condiciones sigue siendo un bastante alta, de más de 100,000 millones de dólares.

kg