San Luis Potosí, Coahuila, Guanajuato, Chiapas y Colima fueron las entidades que más crecieron en cuanto a actividad económica en el 2010, de acuerdo con el estudio Indicadores de la actividad económica estatal del cuarto trimestre del 2010 , dados a conocer por el INEGI.

En el 2010, San Luis Potosí aumentó su actividad económica en 13.6% con relación al 2009; le siguen Coahuila con un crecimiento de 11.6%, Guanajuato con 11.1%, Chiapas con 10.4% y Colima con 9.9%, muy por arriba del promedio nacional que fue de 5.5 por ciento.

Hasta el fondo de la tabla se encuentran Tamaulipas con 1%, Quintana Roo con 1.6%, el Distrito Federal con 3.3% y Baja California con 3.9 por ciento.

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tec de Monterrey, comentó que en el caso de los estados norteños, donde se presentó una ralentización en su crecimiento, la violencia está teniendo más incidencia, ya que el componente de inseguridad está mermando la capacidad de abrir nuevas empresas, de operación de las que ya hay y de nuevas inversiones.

Empieza a ser una variable que debe tomarse con mucha atención; estos estados sí se vieron beneficiados con el impulso inicial de la manufactura, pero el hecho de que no se estén abriendo nuevas empresas ni haya inversión nueva limita la capacidad de crecimiento que en otras circunstancias debió de haber sido mucho más positivo como en los casos de Aguascalientes y San Luis Potosí, donde hay niveles menores de violencia .

Con lo que respecta al cuarto trimestre del 2010, las actividades terciarias (comercio; transportes; información en medios masivos; inmobiliarias entre otros) fue el sector mejor librado, debido a que ninguna entidad presentó números negativos.

Las entidades que observaron los aumentos anuales más importantes en esta rama fueron Hidalgo con 8.2%, Tabasco 7.2% y Colima con 6 por ciento. Por el contrario, los menores avances en actividades terciarias se presentaron en Veracruz con 1%, Zacatecas con 1.4% y Morelos con 1.5 por ciento.

Durante el mismo lapso, pero en lo que se refiere a actividades secundarias (minería, electricidad, agua, gas por ductos, construcción y manufacturas), Colima, Chiapas y Tlaxcala, con sus 63.9, 37.7 y 17.6%, respectivamente, estuvieron a la cabeza en cuanto crecimiento industrial.

Las actividades secundarias fueron las de menor crecimiento, con nueve estados que reportaron cifras negativas, siendo Nayarit el ubicado a la zaga en cuanto a actividades industriales presentando una debacle de 16.6 puntos.

Lo que hicieron bien y mal

De la Cruz Gallegos expuso que en Chiapas el gobierno local se ha empeñado en hacer muy eficiente el aparato administrativo -al reducir trámites burocráticos ligados a empresas- y a tener un programa de desarrollo estatal que genere resultados en el sector público, lo que ha propiciado un incremento de inversión privada en las industrias de sector terciario que permiten a Chiapas crecer. Además añadió que debido a los altos niveles de marginación presentados en aquella entidad, los crecimientos se presentan muy rápidos.

En el caso de Colima, aunado a un mejor desempeño en políticas públicas, el mejor comportamiento de la logística de la parte portuaria le ha beneficiado sus exportaciones.

Respecto de Campeche, el único estado que presentó números negativos -con una caída de 2.5 puntos­- en sus sectores productivos el año pasado, de acuerdo con el estudio de Indicadores de la actividad económica estatal del cuarto trimestre del 2010 , elaborado por el INEGI.

De la Cruz Gallegos comentó que en este caso, la recuperación económica de México está ligada principalmente a sectores industriales manufactureros en los cuales este estado no participa demasiado y que además los beneficios del sector petrolero no se están transmitiendo directamente a sus finanzas públicas y economía.

[email protected]