La Secretaría de la Función Pública (SFP) alista la compra de materiales y bienes por un millón 780,627 pesos para renovar sus laboratorios móviles de verificación de calidad de materiales en la construcción de obras públicas (carreteras, aeropuertos, trenes, presas, hospitales) y garantizar que el presupuesto federal se “administre con eficiencia, eficacia, economía, transparencia, honradez e imparcialidad”.

Dicha acción está enmarcada en la estrategia federal de establecer un mayor control de las obras que se desarrollan en el país vía contratistas.

La dependencia, a través de la Unidad de Auditoría a Contrataciones Públicas (UACP), tiene la atribución de realizar en forma directa o a través de especialistas externos, auditorías, visitas de inspección y verificaciones de calidad a las obras, como lo mandata el artículo 76 de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionadas con las Mismas (LOPSRM).

“Actualmente, la SFP cuenta con tres laboratorios móviles los cuales iniciaron su operación en el 2018 y han tenido una importante participación en los actos de fiscalización de la calidad de las obras públicas los cuales proveen de datos de los materiales de construcción que son utilizados en las obras públicas que dan el soporte a las auditorías que se realiza”, se explicó en la solicitud de recursos entregada a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el documento se detalla, que, por el uso constante de equipos, herramienta y material que se utilizan en las verificaciones de calidad de los materiales de construcción se han presentado desgastes considerables, al grado de ser inoperables mermando la cantidad de estos, lo que limita el actuar de la dependencia y, eventualmente, puede generar sobre costos en el pago a los constructores si tener la certeza de los materiales utilizados.

Debido a la necesidad de mayor verificación que permita tomar decisiones prontas, la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados, aprobó en noviembre del año pasado un dictamen con diversas modificaciones a la LOPSRM, en el que se plantea, entre otras cosas, que se incluya en el artículo 76 que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) también verifique la calidad de los trabajos en obras públicas a través de laboratorios móviles.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx