El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, indicó que la logística para la operación simultánea de los aeropuertos de la Ciudad de México, la nueva terminal de Santa Lucía y el de Toluca será analizada con las aerolíneas.

Luego de reunirse con el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), Alexandre de Juniac, el funcionario federal reconoció que operar en tres aeropuertos es complicado, para las compañías aéreas, por ello se dialogará para encontrar soluciones.

Aprovecharán material sobrante del NAIM para Tren Maya

Jiménez Spriú señaló que el acero, tezontle y basalto sobrante, tras la cancelación del aeropuerto de Texcoco podría usarse en el aeropuerto de Santa Lucía, e incluso para la construcción del Tren Maya.

"Tenemos acero para las estructuras (...) el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México las va a vender y tenemos entre los clientes el aeropuerto de Santa Lucía, que puede compararlas", o incluso el Aeropuerto de la Ciudad de México, el cual se va a remodelar.

Al finalizar su participación en el foro de aviación organizado por la IATA, dijo que se habla de 40 mil toneladas de tezontle y de basalto que se pueden utilizar para la cimentación del aeropuerto de Santa Lucía, y para el tren del Istmo de Tehuantepec o el Tren Maya.

Respecto al hangar presidencial ubicado en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Jiménez Espriú dijo que para la remodelación de la terminal capitalina se va a quitar, lo van a desarmar "y lo vamos a rearmar en otra parte, tal vez para uso de la Defensa Nacional".

"Ahí vamos a construir una terminal y posiciones para ampliar las capacidades del aeropuerto", apuntó el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

kgb