El secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, indicó que existen 482 observaciones por atender de las presuntas irregularidades que quedaron pendientes de la anterior administración sobre diversos proyectos, como por ejemplo el del Tren Interurbano.

Dichas observaciones ya fueron remitidas a las instancias correspondientes, como la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y al Órgano Interno de Control de la SCT.

Acompañado por los subsecretarios de Comunicaciones, Salma Jalife Villalón, y de Transportes, Carlos Morán Moguel, el titular de la SCT aclaró que "no venimos a una cacería de brujas ni a buscar problemas, sino a trabajar".

Sin embargo, Jiménez Espriú aclaró que esas presuntas irregularidades ya fueron detectadas y canalizadas para su análisis y desahogo, de acuerdo con su magnitud.

El secretario de la SCT manifestó que ya pidió a los funcionarios públicos trabajar para hacer de la dependencia un "zona libre de corrupción", por lo que también solicitó a la ciudadanía que participe y denuncie los posibles casos de ese tipo.