La “falta de disponibilidad de recursos humanos y personal técnico que auxilie a la Dirección General de Conservación de Carreteras”, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para el control y seguimiento a detalle de los diez contratos de conservación de carreteras, que en total ronda los 20,000 millones de pesos, bajo la modalidad de Asociación Público Privada (APP) que se otorgaron en la segunda mitad de la anterior administración, obligó a licitar estos servicios.

La SCT dividió las tareas en tres regiones (sur, centro y norte) e inició el concurso por invitación. En todos los casos, el fallo está previsto para el próximo 31 de julio.

Los montos de los contratos de conservación carretera a monitorear van de los 1,419 a los 3,478 millones de pesos y tienen una duración de diez años.

Entre las tareas que deberán realizar la firma elegida están: Comprobar que la condición física de todos los segmentos reportados por el gerente supervisor se ajusta a las condiciones reales establecidas en los estándares del acuerdo.

Algunas de las constructoras (solas o en consorcio) que se encargan de dichas tareas son: ICA (Texcoco-Zacatepec), Mota Engil (Coatzacoalcos-Villahermosa), Prodemex (Matehuala-Saltillo), IDINSA (Arriaga-Tapachula), Calzada Construcciones (Campeche-Mérida) y La Peninsular (Querétaro-San Luis Potosí).

En el proyecto de nación 2018-2024 del Presidente Andrés Manuel López Obrador, presentado en noviembre del 2018, había una mención a la revisión que se podría hacer a la modalidad de conservación carretera que por primera ocasión se hace en México bajo la Ley de Asociaciones Público Privadas.

“Actualmente se tienen asignados Contratos Plurianuales de Conservación de Carreteras con una asignación, para el año 2017, de 741 millones de pesos con el objetivo de atender una meta de 2931 km, que será necesario evaluar para verificar que se esté cumpliendo con los parámetros según los cuales fueron contratados”, se mencionó. Y este año se hará la revisión.

Verificación a detalle

La Dirección General de Conservación de Carreteras refiere que en todos los contratos se incluye la figura del gerente referido, que tiene la tarea de: revisar e Inspeccionar el tramo carretero, verificar el cumplimiento de los estándares de desempeño, determinar la procedencia de las penas convencionales y revisar y aprobar, en su caso, la estimación mensual de pagos, entre otras.

Con los servicios a contratar, la dependencia busca “comprobar que la condición física de todos los segmentos reportados por el gerente supervisor se ajusta a las condiciones reales”, “constatar que el reporte diario del gerente corresponda a las condiciones reales del día inmediato anterior a su recorrido” y “revisar que las penas convencionales y/o deductivas determinadas correspondan en lo general al incumplimiento de los estándares”,

El periodo de ejecución de los trabajos tendrá una duración de 153 días naturales, comprendidos del 1 de agosto del 2019 al 31 de diciembre del 2019.