La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dará hoy el fallo de la licitación de un par de hilos de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), proceso en el que participó un solo grupo de inversionistas, el consorcio formado por Televisa, Telefónica y Megacable.

Entre las tres empresas ofrecieron el martes pasado a la SCT, en el marco de la segunda etapa de presentación de propuestas económicas, 885 millones de pesos por los tres tramos y la cifra fue hasta 3% superior a la que fijó la dependencia y el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) para la ruta Pacífico, 358.1 millones de pesos; ruta Centro, 255.3 millones de pesos; ruta Golfo, 245.2 millones de pesos, un total de 858.6 millones de pesos.

Previo al fallo de la SCT, a mediados de mayo pasado, la Comisión Federal de Competencia (CFC) avaló la conformación del consorcio para que participara en la licitación del par de hilos de fibra óptica, tras considerar que éste no implica, por sí mismo, riesgos para el proceso de competencia.

Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, aseguró: Con la emisión de la opinión favorable (...) la CFC asegura que el resultado de la licitación, cualquiera que sea, no afectará el proceso de competencia .

El par de hilos de fibra óptica tiene capacidad suficiente para absorber la demanda de servicios de telecomunicaciones de México por los próximos 10 años, aseguró Ramiro Tovar Landa, académico del ITAM y especialista en temas de regulación y telecomunicaciones.

Explicó que pese al reclamo de la industria y analistas porque la licitación sólo incluyó dos hilos de fibra, éstos tienen capacidad para transmitir 800 Megabits por Segundo (Mbps), esto es, permiten el tráfico de hasta 50 millones de llamadas telefónicas simultáneas.

Mayor competencia

Por su parte, el consorcio aseguró que la posible adjudicación de la fibra licitada a un consorcio formado por tres concesionarios de telecomunicaciones intensificará la competencia en la provisión de capacidad de transporte de señales, cada miembro del consorcio competirá con los otros dos, con Telmex y CFE, en la provisión de capacidad.

El consorcio informó que en caso de resultar ganador invertirá en instalar tecnología Dense Wavelength Division Multiplexing (DWDM), que permite ampliar la capacidad de ancho de banda hasta un máximo de 80 canales, con una capacidad total de 800 Gbps.

La tecnología contrasta con la de CFE Telecom en su propia red, Synchronous Transport Module o STM, que en la versión con mayor capacidad es de 2.5 Gbps.

[email protected]onomista.com.mx