La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha implementado un sistema más rígido que asegure un manejo adecuado de su presupuesto en los procesos de conciliación de pagos a las empresas constructoras, porque normalmente la prisa es muy mala consejera en este tema , aseguró Raúl Murrieta, subsecretario de Infraestructura.

El subsecretario de Infraestructura respondió de esa manera a la petición de pagos por trabajos ya realizados que han hecho las firmas, entre ellas ICA, para hacer frentes a sus compromisos, y reiteró que a la fecha la dependencia registra un subejercicio cero.

Vale hacer una diferencia en el caso específico de ICA y lo que tiene que ver con las constructoras en general, porque pareciera que de repente se mezclan las dos cosas. Es importante identificar que el proceso en el que están (ICA) no es tanto de una cuenta por cobrar, es más un tema de conciliación de pagos , comentó.

Dicho proceso toma unas seis semanas y por instrucciones del titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, mantienen estrecha relación con la emblemática empresa que atraviesa por una compleja situación financiera con la finalidad de acelerarlo en lo posible.

El funcionario dejó en claro que en ICA no identifica cuentas por pagar importantes en su monto, simplemente estamos conciliando cantidades .

Por su parte, la subsecretaria de Transporte, Yuriria Mascott, afirmó que en el caso de la licitación que ganó la firma en uno de los tramos del tren México-Toluca tampoco hay retraso de pagos.

No a pagos indebidos

El encargado de Infraestructura de la SCT explicó que entre las razones que hacen complejas las conciliaciones con el resto de las constructoras, cuyos montos son de menor escala y no precisó, está que hay algunas cuestiones que no proceden.

El constructor va avanzando y de repente quiere agregar cosas a las que francamente no tiene derecho, como es el caso de tiempos muertos (a veces cuando se da una lluvia y se retrasa el uso de la maquinaria), entonces se abre una discusión sobre si debemos pagar o es parte del riesgo que adquieren , agregó.

Sin embargo, confió en que las firmas que están preocupadas por esta situación, entre enero y febrero, tendrán sus casos resueltos, aunque habrá nuevas constructoras que vivirán esa situación porque se siguen licitando obras. A decir de Murrieta, el hecho de tener compromisos sexenales de entregar 80 carreteras y 52 autopistas implica tener muchos frentes abiertos en materia de obra pública y es interés de la dependencia dar la atención pertinente a cada uno de los casos.

Por lo pronto, esta semana la SCT anunció que antes de que termine el mes lanzará, por adelantado, un paquete de licitaciones para construir, modernizar y conservar la infraestructura carretera del país por más de 14,000 millones de pesos que corresponden al Presupuesto de Egresos del próximo año, que en total es superior a los 61,000 millones de pesos.

Estrecha relación con la CMIC

Luego de haber firmado, a principios de año, un protocolo para transparentar los procesos de contratación de obra pública entre la SCT y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), las partes han tenido reuniones frecuentes para dar puntual atención a las inquietudes existentes.

Una de ellas fue identificada por el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño, quien se percató de que en los procesos que han realizado de licitaciones para construir la nueva terminal algunas empresas mexicanas se equivocan en la parte de la presentación de las ofertas de cosas.

Estamos trabajando con la Secretaría de la Función Pública y la CMIC para decirles en dónde están fallando. Es una lástima, porque es en perjuicio de ellos y nuestro. Técnicamente las constructoras son muy buenas, pero luego se equivocan en cosas (sin) importancia, pero que es fundamental porque analizamos la oferta en todas sus fases y si no entregan todo se descalifican , agregó.

Por ello, esperan iniciar en breve una serie de talleres que ayuden a que la presentación de sus documentos sea mejor y con ellos acelerar, en la medida de lo posible, las licitaciones.

Reactivar el proyecto del tren DF-Qro, ?en análisis

Mejorar la conectividad entre México y Querétaro es uno de los pendientes que aún tiene la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

A la fecha hay avances en las conexiones de la capital del país con Cuernavaca, Puebla, Pachuca y Toluca.

En la dependencia está pendiente tomar la decisión de volver a licitar, o cancelar definitivamente, el tren de alta velocidad México-Querétaro, lo cual podría determinarse en febrero próximo.

Además, desde hace unos meses se ha sumado la posibilidad de construir carriles confinados para el transporte de carga. La decisión que se tome impactará en alguna de las posibilidades.

El subsecretario de Infraestructura, Raúl Murrieta, dijo que más allá de la coyuntura petrolera que se vive, el tren es algo que en algún momento será requerido en el país.

Estamos en el estudio (del proyecto de los carriles confinados) y tenemos que ser cuidadosos porque el concepto es muy atractivo , dijo.

Además, está el tema del derecho de vía que se estuvo adquiriendo para el tren rápido y por otro lado hay una presión de demanda muy importante, comentó.

El subsecretario Murrieta Cummings precisó que la decisión buscará generar el mejor resultado para la población y que será luego de contar con las respectivas autorizaciones, entre ellas de la Secretaría de Hacienda. ?

[email protected]