La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha transferido 900 millones de pesos durante los últimos dos años al gobierno de la Ciudad de México para concluir la construcción de tramo 3 del Tren México-Toluca, al que llaman (túnel-Metro Observatorio) y ahora le resulta “imperativo” hacer un seguimiento detallado de la utilización del dinero.

A través de la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal, tiene en marcha la licitación para elegir a la empresa que se encargue del control, vigilancia, seguimiento y evaluación de la documentación que acredite la correcta aplicación de los recursos presupuestales federales transferidos.

Por el momento, Sistemas Integrales para el Transporte (SINTRA) ha mostrado interés en el concurso. La entrega de propuestas técnica y económicas es el 21 de septiembre, día en que se dará a conocer la fecha del fallo.

El junio del año pasado se transfirieron 500 millones de pesos y hace dos semanas 400 millones de pesos más.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx