La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), alista la publicación de nuevas bases e incentivos para la fijación y asignación de horarios de aterrizaje y despegue (slots) en aeropuertos en condiciones de saturación, las cuales obligan a la publicación en sus sitios web de toda la información relacionada, incluida una lista de espacios disponibles o de reserva, lo cual hoy no se hace.

La certeza en su asignación, considera la autoridad, es una condición deseable para que los transportistas aéreos planeen la obtención de horarios de aterrizaje en otros aeropuertos, así como para que realicen y planeen inversiones de flota, nuevas rutas aéreas e instalaciones para mejorar su servicio y bases de mantenimiento .

Así, la DGAC reacciona al dictamen preliminar sobre la investigación a insumos esenciales en el mercado de la provisión de los servicios de transporte aéreo que utilizan el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), realizado por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que cuenta con declaratoria de saturación.

Las bases, que podrían ser publicadas este mes en el Diario Oficial de la Federación (DOF), son complementarias a la Ley de Aeropuertos y su reglamento, a la Ley de Aviación Civil y su estatuto, y a la normatividad internacional de la OACI, por lo que se suman a las acciones que realizan los comités de operaciones y horarios de las terminales.

Con su entrada en vigor, las aerolíneas deberán contar con un slot asignado para poder operar en los aeropuertos saturados y cuando el administrador detecte que se ha realizado lo anterior sin espacio asignado, dará aviso de inmediato a la comandancia del aeropuerto , aunque no se precisa si eso generará sanciones.

El dictamen de la Cofece concluyó que en repetidas ocasiones las empresas estaban volando, sobre todo en periodos vacacionales, sin que tuvieran un slot asignado.

A regresar slots que no usen

La SCT asegura que las nuevas bases fueron consultadas con los grupos interesados (concesionarios aeroportuarios y líneas aéreas) y que estuvieron de acuerdo con el contenido del instrumento normativo en virtud de que brinda certeza jurídica y operativa .

Entre las nuevas bases de asignación se destaca que los slots se podrán cancelar con al menos 20 días de anticipación a la fecha prevista para su ocupación, o en cualquier momento por causas no imputables a las empresas.

En caso contrario, el transportista y operador aéreo perderá prioridad sobre esos horarios .

alejandro.delarosa@eleconomista.mx