La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), puso en marcha la licitación para la construcción de la autopista Salamanca-León, en el estado Guanajuato, cuya inversión se estima en 3,000 millones de pesos.

El titular de la dependencia, Juan Francisco Molinar Horcasitas, detalló que esta vialidad beneficiará a la región del Bajío, pero también contribuirá a que esta entidad sea uno de los principales nodos de la plataforma logística de América del Norte.

'La nueva autopista forma parte de una importantísima red de conectividad que alcanza y beneficia a todo el país. Esta ruta significa mucho más de lo que representará su distancia y la inversión en ella, ya que traerá bienestar y la posibilidad de vivir mejor a todos los que se involucren en la misma'.

En un comunicado, se detalla que esta vialidad tendrá una longitud de 77.6 kilómetros, la concesión será por 30 años, y se trata de un proyecto que forma parte del Plan Nacional de Infraestructura, como parte de la modernización estratégica de la red carretera federal.

Por su parte, el gobernador del estado de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, aseguró que con esta nueva autopista, permitirá ser audaces para aprovechar las oportunidades de un mundo cada vez más unido por la tecnología, la creatividad y la cultura.

La autopista Salamanca-León contará con 4 carriles y una extensión de 77 kilómetros, que inicia en el entronque carretero Cerro Gordo, en el municipio de Salamanca, y pasará por Irapuato, Silao y Romita, para concluir en el bulevar Timoteo Lozano, del municipio de León.

El proyecto comprende la construcción de 15 puentes, 31 pasos inferiores vehiculares, 2 pasos superiores de ferrocarril y pasos peatonales, generará 4,500 fuentes de empleo, además se prevén menores costos, ahorros en el tiempo de recorrido y mayor seguridad en sus traslados.

El esquema previsto para su construcción es mediante la participación de los sectores público y privado, a través de una concesión federal, con el apoyo del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), y su operación será como obra de peaje.

Esta obra permitirá dar continuidad al tránsito que circula del occidente al centro y al norte del país. De igual forma, fungirá como punto de interconexión hacia las autopistas Morelia- Salamanca y León-Aguascalientes, así como al Libramiento de Irapuato.

Ante empresarios e inversionistas de la construcción, el titular de la SCT, afirmó que el enorme interés de la iniciativa privada por participar en la construcción de infraestructura pública federal, como es en esta autopista, refleja la claridad con la que se está observando la solidez de la economía mexicana.

RDS