De enero a mayo del presente año, ingresaron al país 10 millones de piezas de prendas de vestir subvaluadas de procedencia asiática, a un costo promedio por unidad de 31 centavos de dólar, para luego ser comercializada hasta en 10 dólares, denunció Sergio López, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Pese a que la industria creció 10% durante los primeros cinco meses del 2012, el sector registró el cierre de 196 empresas pequeñas, mientras que opera a una capacidad ociosa de 40%, por lo que urge atacar la ilegalidad, que hoy concentra 60% del mercado nacional.

Precisó que de China y Malasia ingresó mercancía subvaluada: 3.7 millones de sostenes, 1.7 millones de camisetas deportivas y 3.8 millones de calcetines sintéticos, con lo cual la industria de la confección registra un impacto negativo.

El Presidente de la Canaive dijo que, ante las acciones que realiza la Administración General de Aduanas de fijar precios de referencia a las importaciones, el valor de la ropa que ingresa incrementó 20% con respecto al periodo anterior, al pasar de 741 millones de dólares a 888 millones entre enero y mayo pasado.

lgonzalez@eleconomista.com.mx