El presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Ruiz, considera que una vez demostrado que la reforma fiscal no ha funcionado como se esperaba debe ser modificada, porque ha sido un buena fuente de ingresos para el gobierno, pero hay que buscar que la gallina de los huevos de oro no muera .

En su sector, la facturación electrónica les ha impactado, porque muchos de los proveedores de servicios de los transportistas carecen de esa herramienta y no lo pueden deducir. Si el piso fuera parejo para todos los empresarios sería más fácil de superar, porque los informales se ven beneficiados al no tener que hacer frente a sus obligaciones fiscales ante la autoridad: llegan a comprar el diesel que le roban a Pemex , comentó.

Sobre eventuales afectaciones a las inversiones de los empresarios transportistas, refirió que el creciente ritmo de las exportaciones del país ha permitido salir a flote.

A pesar de haber recibido un impacto fuerte, los integrantes de la cámara han buscando alternativas para hacer más eficientes sus negocios y eso se ve en las calles, el parque vehicular se ha modernizado pero no en la velocidad que se requiere, por eso requerimos el nuevo programa de chatarrización , agregó.

Con relación al precio del combustible, recordó que el incremento desde el 2008 hasta el mes pasado llegó a sumar 130%, lo cual generó una presión adicional a los agremiados de Canacar. Por ello, consideró que es momento de pensar en una política de precios que ayude al gobierno obtener lo que necesite, pero también al sector privado para garantizar que siga creciendo.

[email protected]