La compañía llevaba varias presentaciones de resultados hablando de una estrategia revolucionaria para buscar un nuevo millón de usuarios, de futuros harlistas. Este lunes por fin dio los primeros detalles de esta apuesta, denominada 'Más carreteras para Harley-Davidson'  ('More Roads to Harley-Davidson'). Para Matt Levatich, presidente de Harley-Davidson, el plan es tan sencillo como "redefinir los actuales límites de nuestra marca, llegar a más clientes de una manera que refuerce todo lo que defendemos como marca y estamos ya ansiosos por poner la primera marcha, soltar el embrague y ponernos en marcha".

Esta estrategia combinará el lanzamiento de nuevos modelos en segmentos hasta ahora inexplorados en la producción en serie como los que llegarán sobre una nueva plataforma y cuatro motorizaciones distintas entre los 500cc y los 1,250cc, una línea de modelos para India entre los 250cc y los 500cc, y el desembarco definitivo en los vehículos eléctricos, así como un cambio y ampliación en las estrategia de puntos de venta para llegar a más clientes.

Financiación

Harley-Davidson planea financiar todo este cambio de trayectoria empresarial enteramente con la reasignación de la inversión y de recursos ya previstos, incluyendo una inversión operativa hasta el  2022 de entre 450 y 550 millones de dólares y una inversión de capital de 200 y 250 millones de dólares, también hasta ese año. La Motor Company espera que esta estrategia genere más de un billón de dólares de incremento en los ingresos anuales ese año frente a la cifra obtenida en el 2017.

Según la propia compañía, los principios de financiación de Harley-Davidson "se centrarán en estabilizar y proteger el negocio existente, mejorando la marca premium y las inversiones en proyectos rentables y orientados al crecimiento".

"Esperamos que esta estrategia dé como resultado una mayor y más comprometida comunidad Harley-Davidson con una base de clientes más diversa, junto con los mejores márgenes financieros y un mayor movimiento de dinero", aseguró Matt Levatich, presidente de la compañía.

Nuevos segmentos 

Buscando ampliar las posibilidades del mercado custom y ampliando su mercado objetivo de manera exponencial, HD ha anunciado la creación de una nueva plataforma modular para la creación de todo un abanico de innovadores modelos cubriendo tres segmentos distintos y cuatro cilindradas que partirán, sorprendentemente, de los 500 cc.

La primera llegará en el 2020 en el segmento 'offroad': la Pan América 1250, una harley alejada completamente de los cánones clásicos de la marca. Junto con ella llegará un modelo 'streetfighter' de 975 cc que recupera y multiplica el espíritu más rebelde de las Buell. Con estos dos primeros modelos, HD lanzará más modelos para ampliar la cobertura de estos segmentos hasta el 2022.

Por otro lado, consciente del empuje y la buena respuesta del mercado asiático y más concretamente del indio, HD prepara ya una nueva línea más accesible de modelos de pequeña cilindrada (de 250 cc a 500 cc) para los mercados emergentes de Asia. Ésta se desarrollará a través de una alianza estratégica con un fabricante de la región de Asia aún por desvelar.

Agosto del 2019, esa es la fecha en que la primera motocicleta eléctrica de Harley-Davidson, la LiveWire, verá la luz de manera definitiva tras demasiado tiempo de espera y con una sombra de sospecha tras haber podido probar (los pocos afortunados que pudimos) su prototipo.

Harley-Davidson asegura que su apuesta eléctrica no se quedará en este modelo sino que será la primera de un amplio catálogo de modelos "twist and go" (girar y arrancar) de vehículos eléctricos de dos ruedas sin embrague que buscarán, tras entrar en el capital de la californiana Alta Motors, situar a la marca en la vanguardia de este incipiente segmento y que podrían abarcar, a tenor de los prototipos que hemos visto, desde un vehículo enfocado al universo de la bicicleta, el 'offroad' y por supuesto, un perfil más urbano.

Apuesta por el cliente 

Para buscar solucionar la gran necesidad de Harley-Davidson de volver a conectar con el cliente potencial donde quiera que se encuentre y siguiendo una renovada apuesta por el 'Customer First' (El cliente primero, con guiño al famoso mensaje de su ahora 'poco amigo' Donald Trump), la MoCo tratará de crear lazos con los mismos a través de todos los canales de venta minorista (digitales incluidos), establecerá alianzas con plataformas líderes mundiales en el sector del comercio electrónico para ampliar el acceso de la marca a millones de potenciales nuevos clientes, aumentará los puntos de venta finales, incluyendo pequeños escaparates urbanos en todo el mundo para exponer la marca a las poblaciones urbanas y potenciar las ventas de su catálogo de productos de Harley-Davidson y su ropa y, por último, pero no menos importante, la compañía pondrá en marcha "un potente marco de actuación para mejorar considerablemente la fuerza de la red de distribución y la experiencia del cliente, permitiendo que sean los mejores y más activos concesionarios quienes impulsen por si mismos la innovación y el éxito de Harley-Davidson, a la vez que proporcionen la experiencia premium del cliente", según asegura literalmente la marca.