El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no se encuentra en números rojos ni mucho menos en estado de insolvencia de pago con sus proveedores, el problema es el retraso de los recursos para que opere la maquinaria del instituto de salud, afirmó José Manuel López, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).

Frente a la crisis que enfrenta la institución por la falta de medicamentos, aplicación de estudios, cirugías, falta de médicos e infraestructura, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Francisco Cervantes, explicó que el sector empresarial como parte del Consejo Técnico del IMSS envió al oficial mayor de Hacienda un oficio en el que se pide que libere los recursos del seguro social para la salud.

Al ser cuestionado sobre a cuánto asciende la deuda del IMSS con los proveedores, José Manuel López precisó que es un factor que requiere definirse con el nuevo director. “En el arranque del gobierno ha habido un freno en la reestructura y la implementación donde hemos hecho observación y se requiere apresurar el ritmo para tener nivel de crecimiento”, manifestó el dirigente empresarial.

El presidente de la Concanaco recordó que el IMSS vivió un problema de solvencia financiera en el 2012; sin embargo, durante el sexenio pasado, en especial en el periodo del 2016 al 2018, se obtuvo un superávit financiero de más de 21,000 millones de pesos, en donde los ingresos fueron mayores que los gastos.

“Se trabaja en números negros (en el IMSS) y tiene salud financiera, lo que se necesita es una decisión administrativa, que implica una regularización en el caso de quien tenga retraso en el tema, pero no es incapacidad de pago o insolvencia”, aclaró.

La semana pasada renunció Germán Martínez como director del IMSS, al acusar que la Secretaría de Hacienda controla en “exceso” el gasto a la salud, provocando parálisis al instituto en afectación de los derechohabientes.

“El instituto tiene los recursos suficientes y de lo que estamos en espera es de la planeación estratégica y el cambio de lo que se va a dar el que lo sustituye”, expresó López Campos.

El sector privado forma parte del Comité Técnico del IMSS y “estamos en espera de la primera reunión con Zoé Robledo para definir cuáles serán los alcances y los planes de continuidad y si hay cambios para definir en el seno del consejo. Esperamos que haya apertura como lo dijo y se lleve a cabo (pronto)”, confió el líder de la Concanaco en entrevista por separado. “Si suspendes los medicamentos atentas contra la vida de los derechohabientes y sus familiares”, reprochó el líder de los industriales.

De hacerlo (la suspensión), se pone en riesgo la salud de muchas personas y, sobre todo, de quienes requieren un tratamiento diario, dijo.

[email protected]