Las restricciones para acceder al financiamiento son vistas como un riesgo para las empresas en México, ya que podrían limitar sus planes de expansión hacia el segundo semestre de 2011 y en 2012.

Lo anterior de acuerdo con el cuarto estudio "Monitor Global de Negocios e Inversiones 2011" realizado por American Express, el cual además revela que ante las buenas perspectivas económicas en la región, las empresas están dispuestas a invertir y crear empleos.

En conferencia de prensa, la vicepresidenta de Global Commercial Card, Alejandra Calatayud, refirió que la preocupación por parte de las empresas mexicanas es el acceso al crédito bancario, ante una mayor restricción por parte de las instituciones financieras derivada de la reciente crisis.

Así como la volatilidad que aún se observa en el comportamiento de las tasas de interés a nivel global y en el tipo de cambio, agregó.

RDS