En la búsqueda de contribuir y trascender en la sociedad, la aerolínea mexicana Volaris mantiene su campaña permanente de responsabilidad social “Volemos Juntos, el lado V de Volaris”.

Volaris se ha convertido en las alas de diversas fundaciones e iniciativas a través del apoyo de boletos de avión o trabajo voluntario. La aerolínea se atrevió a ser diferente en el tema de voluntariado corporativo a través del nuevo programa interno lanzado en el 2017: Direcciones de Volaris en Acción, que incluye acciones de voluntariado de todas las direcciones de la compañía y sus equipos, compartiendo y contagiando el espíritu y la cultura que caracterizan a Volaris en comunidades y grupos vulnerables en México y Costa Rica.

Por otro lado, el programa Cumpliendo Sueños logró hacer realidad las fantasías de más de 193 niñas y niños con enfermedades crónicas o avanzadas por poder volar y conocer el mar, a su equipo o artista preferido, entre otros. Volaris Costa Rica también se puso la camiseta al llevar alegría a más de 400 niños en un hospital local.

En México, Volaris se unió a la iniciativa de varias empresas e instituciones asociadas a la Fundación del Empresariado Chihuahuense, para fortalecer la educación en la Sierra Tarahumara a través de la construcción de albergues escolares que beneficiarán a más de 3,000 niñas y niños.

Con la campaña “Cielito Limpio”, Volaris se consolida junto con sus clientes como la aerolínea ecológica de México. Con la compra de más de 29,000 bonos de carbono desde el 2015, ha logrado compensar a 100% la huella ecológica de 669 vuelos en la ruta México Guadalajara. En este sentido, nos unimos a la Fundación Pro-Mazahua para reforestar 19,000 metros cuadrados en la comunidad de Chichilpan en el Estado de México y con la fundación Amigos de Sian Ka’an para la construcción de ecotecnias en el estado de Quintana Roo.

Y como Volaris es una línea aérea digital en toda su cadena de negocio, desde el 2016 invita a sus clientes a hacer check-in digital evitando el consumo de 12.92 toneladas de papel, lo que se traduce en 220 árboles salvados y más de 300,000 litros de agua ahorrados.

Desde el 2009, la aerolínea ha logrado el traslado exitoso de más 213 órganos y tejidos en alianza con el Centro Nacional de Trasplantes. Todas estas acciones llevaron a la aerolínea a tener un impacto positivo y directo en más de 9,300 personas y en más de 178,000 de manera indirecta a través del apoyo a más de 140 fundaciones.