El Frente por la Defensa de la Aviación Nacional (FDAN) realizó un encuentro de todos los trabajadores del sector para fijar su postura de cara a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual, dijeron, es viable técnica y operativamente, por lo que dan su total respaldo.

Ricardo Del Valle, presidente del FDAN, destacó la importancia del Aeropuerto como clave para el crecimiento de la industria aérea nacional, en particular por su efecto multiplicador en la creación de empleo para los mexicanos. Detalló que esto representa hasta 1 millón de puestos de trabajo bien remunerados, y hasta 200,000 en el sector aéreo.

Recordó que se trata de una inversión para los siguientes 100 años, por lo que “rechazamos toda propuesta que genere un cambio de proyecto, pues se reflejaría en una pérdida significativa de empleos, tiempo, productividad y oportunidades para el país”.

Según el también dirigente de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), la misma cancelación del proyecto, como lo ha propuesto el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, “implicaría perder en el corto, mediano y largo plazo más de 1 millón de empleos, a la vez que le restaría competitividad al país de cara al crecimiento que mantiene la industria aérea”.

Ello, explicó, porque con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) sólo se tendrían en los próximos años el mismo número de operaciones, al estar hoy con un importante grado de saturación. Acompañado por el presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México, Eric Mayet, destacó la inviabilidad técnica de integrar a la operación del actual AICM la terminal aérea de Santa Lucía, al exponer que la operación simultánea representaría un riesgo para la seguridad de tripulación y de pasajeros.

Coincidió en que mantener sólo la operación del actual AICM representa un riesgo por su saturación y el crecimiento de las operaciones esperadas en los años por venir. No obstante, los integrantes del FDAN, entre los que se cuentan los pilotos, sobrecargos y trabajadores de tierra, están de acuerdo en que se revisen los contratos de construcción y en caso de que haya irregularidades que se castigue.

“Estamos a favor de la transparencia, de la rendición de cuentas; nosotros hemos solicitado que se transparenten las obras y los recursos de este aeropuerto y que si hubiera algún responsable respecto al no buen uso de los recursos que se están utilizando que intervengan las instancias de justicia y hagan lo correspondiente”, agregó.

En materia de empleo, sostuvo, el NAIM significa para el sector aéreo nacional más de 1 millón de fuentes de trabajo bien remunerado.

pmartinez@eleconomista.com.mx