El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) respaldó la petición del presidente Felipe Calderón para que el Congreso de la Unión celebre un periodo extraordinario de sesiones y discuta las reformas pendientes.

"Exhortamos a los señores legisladores para que actúen con responsabilidad y con el nivel y la altura que exige la sociedad, a fin de elevar el bienestar y el desarrollo nacional. Ofrecemos también nuestro voto de confianza, esperando de ellos una respuesta positiva para México".

En un comunicado, el organismo empresarial sostuvo que hacerlo permitirá desahogar iniciativas de trascendencia nacional, hoy estancadas sin justificación.

De contar con las reformas pendientes, recordó, la iniciativa privada estaría en posibilidad de generar inversiones el próximo año por 2.5 billones de pesos, lo que permitiría crecer por encima del 5.0% y generar 800,000 nuevos empleos.

Reiteró que este avance dependerá en mucho de la aprobación de las reformas, particularmente en materia Laboral, de Asociaciones Público-Privadas, Política y de Seguridad Nacional.

También destacó la urgente necesidad de aprobar los nombramientos de los tres consejeros del IFE, vacantes desde hace algún tiempo, y consideró que es un buen momento para replantear la configuración del órgano, con mayor carácter ciudadano.

SEGOB, OPTIMISTA

Por su parte, la Secretaría de Gobernación mostró su optimismo de que, al margen de las contiendas electorales y de asuntos políticos, los grupos legislativos en el Congreso y el Ejecutivo federal alcanzarán un acuerdo para celebrar un periodo extraordinario de sesiones y sacar adelante las reformas que demanda el país.

En rueda de prensa, el subsecretario de Enlace Legislativo de la Segob, Rubén Fernández Aceves, señaló que no hay fecha para llevar a cabo el periodo extraordinario y que, en todo caso, podría llevarse a cabo mañana mismo o bien, después de las elecciones del 3 de julio.

APR