Las reservas totales de hidrocarburos del país cayeron 8% al llegar al 1 de enero de 2020 en comparación con el año anterior, ubicándose en 23,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, reducción atribuible tanto a la falta de certificación de nuevos hallazgos como a la reclasificación de reservas probables y posibles a la categoría probada, informó la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).  

Las reservas probadas de todos los hidrocarburos del país, que tienen 90% de factibilidad comercial de ser extraídas, sumaron 8,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, con lo que se incrementaron en comparación con los 7,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente del año anterior.  

Pero las reservas probables, con 50% de factibilidad de ser extraídas, bajaron de 7,900 a 7,800 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, lo que implicó una reclasificación de categoría que por inversiones en delimitación y caracterización la diferencia se convirtió en reservas probadas. Así, las reservas 2P que son la suma de estas dos categorías fueron de 15.9 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, con una aumento de 0.6% o 100 millones de barriles en comparación con las reservas 2P del año anterior.  

Igualmente, las reservas posibles con una factibilidad comercial de sólo 10% (porque requieren trabajos de delimitación y caracterización) se ubicaron en 7,200 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, con una caída de 22.5% o 2,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en relación con el año anterior.  

Únicamente en crudo, las reservas totales cayeron 6.9% para ubicarse en 17,700 millones de barriles de petróleo crudo equivalente y en gas se redujeron en 8.2% para ubicarse en 29,700 miles de millones de pies cúbicos.  

Como nuevos descubrimientos, mediante los campos Vinik, en tierra, y Koban, en aguas someras, Pemex añadió 81.9 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de los cuales 28.6 millones correspondieron a crudo y el resto a gas.  

A los cinco operadores que ya habían certificado reservas al concluir el 2018: Pemex, Hokchi, ENI, Deutshe Erdoel y Petrolera Cárdenas Mora, se añadieron siete empresas más, que fueron SM Burgos, DS Servicios Petroleros, Diavaz, Strata, Lifting, Petrofac y Fieldwood.