Las reservas probadas de hidrocarburos en el país se ubicaron en 8,484 millones de barriles de petróleo crudo equivalente al 1 de enero del 2018, lo que implica una caída de 7.4% en relación con el volumen del año pasado, que son 676,000 barriles de crudo equivalente (petróleo y gas) menos. Ello, a pesar de que dos operadores distintos a Petróleos Mexicanos (Pemex) certificaron reservas por primera vez en México, y a que tanto la tasa de restitución por nuevos descubrimientos como la relación en años entre la reserva y la producción se incrementó.

En su 20° sesión extraordinaria del año, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) dio a conocer estos valores de las reservas con mayor viabilidad de comercial, ya que tienen inversiones en caracterización que les da una probabilidad de 90% de ser extraídas. Por separado, las reservas nacionales sólo crudo se ubicaron en 6,500 millones de barriles, con una reducción de 7.1% en un año. Las de gas natural se colocaron en 10 billones de pies cúbicos, con una caída de 3.4 por ciento.

Al ritmo de producción actual (de casi 2 millones de barriles diarios de crudo y 5,000 millones de pies cúbicos al día de gas) el país tiene reservas 1P (probadas) para 8.5 años y a pesar de las caídas en los valores de las reservas, esta relación aumentó en tres meses en comparación con el año pasado.

Ello, gracias a que la tasa porcentual de restitución por nuevos descubrimientos mejoró en comparación con el arranque del 2017, ubicándose en 15.4% en comparación con 4% del año anterior, que fue el peor de las últimas tres décadas en este indicador.

Para que la extracción de hidrocarburos resulte sostenible sustituyéndose por nuevos descubrimientos exploratorios en un territorio se requiere una tasa de restitución superior a 100%, misma que no se ha visto desde el 1 de enero del 2013 y que según el gobierno puede mejorar con las actividades de los nuevos operadores que han obtenido contratos en las rondas petroleras.

ENI Y HOKchI CERTIFICAN POR PRIMERA VEZ

Por primera vez desde hace más de 80 años, dos operadores privados certificaron reservas en México, luego de que las áreas contractuales de la licitación 1.2, operadas por la italiana ENI y el consorcio entre argentinas Hokchi Energy desde el 2015, fueron revaluadas y certificadas, aportando a las reservas nacionales 1P 143.4 millones de barriles en aceite, mientras que en el gas fue de 137.4 miles de millones de pies cúbicos.

Asimismo, Petróleos Mexicanos reportó las incorporaciones de los campos Ixachi, Suuk y Valeriana, cuyos descubrimientos contribuyeron en 69.5 millones de barriles de aceite y 454.4 miles de millones de pies cúbicos de gas, lo anterior equivale a 153.8 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

“Derivado de trabajos de Pemex y de los contratistas ENI y Hokchi, se frenó la declinación de las reservas, particularmente para gas natural”, explicó la CNH.

[email protected]