El repunte del vandalismo contra los trenes de carga con destino a Veracruz, principalmente, se traduce en pérdidas millonarias para la industria automotriz, pues los atracos de piezas y componentes en plenas vías ferroviarias provocan que algunos autos queden inservibles, denunció Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Los delincuentes quitan los espejos, las baterías, cables, cofres, llantas y demás partes a los vehículos nuevos que serán exportados por el Puerto de Veracruz, lo cual genera que “en algunos de los casos esos vehículos queden inservible”.

En conferencia de prensa, Solís informó que las automotrices transportan por tren el 70% de sus exportaciones de vehículos, y el resto por madrinas. Ambos se han visto afectados, pero con repunte en los trenes.

Los hechos de vandalismo se han presentado en mayor proporción en la zona del centro del país, El Bajío y estados del norte. Si la planta se ubica en Guanajuato, el tren pasa por Querétaro, México, Puebla hasta Veracruz. Y también, Coahuila y Nuevo León, son focos rojos.

“El movimiento de partes que es vandalizado, que es bloqueado y que son partes que eran de exportación para atender a una planta en Estados Unidos, por ejemplo, pues esto claramente afecta la cadena de suministro en esas plantas en Estados Unidos”, explicó el representante de la industria automotriz.

Eduardo Solís comentó que ya se solicitó apoyo a las secretarías de Economía y de Gobernación, así como a la Policía Federal y gobiernos locales para intensificar los trabajos que aseguren protocolos de seguridad tanto en ferrocarriles como en carreteras.