La empresa ibérica Repsol contrató el almacenamiento de 600,000 barriles de combustibles en dos terminales que iniciarán operaciones en 2020 en el Estado de México y Tuxpan, Veracruz, que involucran inversiones de 8,000 millones de pesos en las que también contempla llegar a una cuota de mercado de hasta 10% en operación de estaciones de servicio gasolinero en el país.

La primera de estas instalaciones, en el Estado de México, es el proyecto que están llevando a cabo la empresa mexicana HST y la española CLH. Está previsto que la nueva instalación arranque operaciones en 2020 y que cuente con una capacidad total de almacenamiento de 600,000 barriles de petróleo, de los cuales 160,000 corresponderán a Repsol.

Esta nueva infraestructura mejorará el servicio de distribución en el Valle de México, área actualmente deficitaria en terminales logísticas, y aumentará la capacidad de almacenamiento de reservas estratégicas del país, explicó la española en un comunicado.

El segundo proyecto, denominado TIFT y promovido por Tuxpan Port Terminal (TPT), se levantará en la costa del Golfo de México, en el municipio de Tuxpan. Se estima que su construcción finalizará también en 2020 y contará con una capacidad de almacenamiento total estimada en 2 millones de barriles de petróleo. Repsol contará en esta instalación con una capacidad de almacenamiento de 450,000 barriles, con capacidad de importación de gasolina y diésel.

Gracias a su participación en estos proyectos, Repsol pretende asegurar el abastecimiento de su red mexicana de estaciones de servicio, que cuenta ya con más de 170 instalaciones abanderadas con empresarios locales.

La red de la compañía está ya presente en los estados de Veracruz, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Colima, Tlaxcala, Tabasco, San Luis Potosí, Michoacan, Querétaro, Sonora, Hidalgo, Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas.

Esteban Gimeno, Country Manager de Repsol en México expuso que “con esta participación, Repsol evidencia su compromiso inversor con México, un compromiso sólido y a largo plazo. Estamos apostando por la competitividad y la eficiencia de nuestra actividad en el país, buscando ser un socio que sume valor en el sistema de abastecimiento de combustible de la República”.

Repsol está desarrollando en el país un plan a largo plazo cuyo objetivo es alcanzar una cuota de entre 8% y 10% en el mercado mexicano de estaciones de servicio. La compañía tiene previsto destinar 8,000 millones de pesos en el desarrollo de esta red, cantidad a la que se sumará lo invertido en infraestructuras.

A estas actividades se añade la alianza que realizó Repsol con el Grupo Kuo, con quien fundó en 1999 Dynasol, una de las 10 mayores empresas de caucho sintético del mundo, que cuenta con plantas en Altamira (México), Santander (España) y China.

En el área de exploración de hidrocarburos, ha sido adjudicataria de seis bloques exploratorios en las rondas mexicanas de licitación.

Repsol es una compañía global presente en toda la cadena de valor de la energía. Desarrolla su actividad en las áreas de mayor potencial energético del planeta, emplea a más de 25,000 personas y sus productos se venden en más de 90 países.

En marzo 2018 abrió sus primeras estaciones de servicio en México, en las que se ofrecen los combustibles Neotech. La compañía ha colocado bombas nuevas y propias en sus gasolineras en México, cuyo mantenimiento corre por su cuenta, y ha instalado el Sistema de Estación Segura Repsol (SES Repsol), un sistema consistente en un software y un hardware para el control volumétrico.

[email protected]