El grupo petrolero Repsol YPF, acusado por el gobierno de Argentina de incumplir sus obligaciones de inversión en ese país, está buscando alianzas con grandes petroleras internacionales para desarrollar el enorme yacimiento de Vaca Muerta, afirmaba este jueves un diario español.

"Repsol sondea a gigantes chinos, americanos y europeos para que (...) aporten dinero en el megayacimiento de Vaca Muerta", aseguraba el periódico económico Expansión.

Contactado por la AFP, un portavoz de Repsol YPF en Madrid no quiso confirmar o negar esta información.

Los chinos Sinopec, CNPC y CNOCC, los rusos Lukoil y Gazprom, el estadounidense Exxon y el italiano ENI figuran entre los posibles socios citados por el diario.

De lograr una alianza, Repsol no sólo conseguiría compartir "el colosal esfuerzo inversor" que exige desarrollar Vaca Muerta, sino que, aportando "socios dispuestos a invertir en Argentina y aumentar la producción de hidrocarburos del país", obtendría "el mejor escudo contra el acoso del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner", consideraba Expansión.

Repsol anunció en noviembre haber descubierto en la provincia argentina de Neuquén (oeste) una de las reservas de hidrocarburos no convencionales "más grandes y con mayor calidad del mundo".

La explotación del yacimiento de Vaca Muerta, que según la compañía contienen 22.807 millones de barriles equivalentes de petróleo (Mbep), supondría una inversión de 25.000 millones de dólares por año durante una década, según el diario español.

Argentina está en conflicto con Repsol, a quien el gobierno de Kirchner reclama un aumento de sus inversiones para atenuar el impacto del fuerte incremento de las importaciones de hidrocarburos que llegaron a 9.000 millones de dólares en 2011.

Después de que tres provincias petrolíferas argentina retiraron la concesión de un total de seis áreas a Repsol, existe "el riesgo de una abierta nacionalización" de YPF, advirtió la agencia internacional de calificación financiera Fitch.

RDS