Entre las actividades que Grupo Renault preparó para un grupo de periodistas mexicanos, estuvo una plática con Gilles Norman, alto ejecutivo de la firma francesa responsable de diseñar la estrategia de vehículos eléctricos con miras a convertirse en un referente dentro de la industria. Para ello nos compartió la visión a partir de la que está trabajando Renault y que detalla cifras de crecimiento para el sector.

Grandes logros

Pero antes de marcar un objetivo es necesario recordar la enorme cantidad de problemas a resolver para poner a rodar al primer auto eléctrico en el mundo. “Obviamente el primer asunto era toda la disponibilidad de infraestructura de recarga a nivel público, especialmente, y la autonomía. De esos dos frentes ya estamos pasando los años difíciles porque ahora en Europa tenemos más de 200,000 puntos de recarga públicos. En China están apuntando a más de 4 millones y en términos de autonomía ya la estamos ampliando con el nuevo Zoe y sus casi 400 kilómetros en uso real, según el ciclo WLTP, y queremos estar por arriba de los 500 kilómetros para el 2022”, mencionó Normand. 

Sin embargo, casi a la par también fue el costo, debido a que siempre la última tecnología tiene un precio a pagar alto. Por ello confesó que sus esfuerzos ahora están en reducir el costo de las baterías (que se mide en dólares por kWh) en menos de 30% para lograr que el TSO (Total Cost Owership) se reduzca y que progresivamente sea igual al costo de compra y de utilización de un automóvil de motor térmico. Aquí es necesario mencionar que en la actualidad las cada vez más estrictas reglas de emisiones de contaminantes están encareciendo el hecho de tener un auto de combustión.

“Nosotros creemos que las líneas se van a cruzar más o menos a principios de la próxima década. Obviamente a partir de ese punto hay un elemento muy concreto que es la reglamentación. A nivel mundial, la reglamentación ya está exigiendo reducir las emisiones de CO2 y también las emisiones de partículas finas; eso es bueno especialmente en centros urbanos, pero también para luchar contra el calentamiento global con el CO2. Ya tenemos más de 85% del mercado mundial de vehículos nuevos con una reglamentación al respecto”.

2025, en la mira

El ejecutivo enfatizó que el trabajo logrado actualmente es producto de un ambicioso plan que inició hace una década. La Alianza Renault-Nissan, junto con el fabricante Tesla fueron, en sus palabras, pioneros en la materia: “había pocos (fabricantes) como Tesla y el mismo Grupo Renault-Nissan que querían embarcarse en esta aventura peligrosa. Habíamos invertido en aquel momento a nivel de la Alianza Renault–Nissan, 5,000 millones de dólares; hoy en día toda la industria ha comprometido por lo menos 300,000 millones de dólares de inversión entre el 2018 y 2023. Por lo cual, la oferta la vamos casi  a cuadriplicar al pasar de 70 modelos en el 2007 a más de 300 modelos de aquí al 2022–2023. Y como somos una industria que aún tiene un contenido emocional y al cliente le gusta tener elección para comprar su vehículo, eso va a ayudar bastante. Por eso el resultado de toda esta ecuación, que no es tan elaborada, hace que por lo menos nosotros veamos que de aquí hasta el 2025, la cuota del segmento de vehículos eléctricos será de más de 10% a nivel mundial”. 

El negocio está en…

Y si bien el fabricante francés seguirá desarrollando vehículos de combustión más eficientes, es innegable que el futuro apunta a vehículos libres de emisiones. Por esta razón es que mira de cerca el desenvolvimiento de la demanda: “El primer mercado para los eléctricos es China, aunque bajó 12%, pero el segmento de autos eléctricos creció 67%, en Europa el mercado bajó 2%, pero el segmento de eléctricos creció 85 por ciento. En resumen hoy en día ya tenemos clientes y hace dos o tres años que el crecimiento promedio es de 60%, independientemente de lo que pasa en el mercado de vehículos de combustión. Es decir, que captamos más y más clientes”.

Pero si las expectativas se analizan en unidades, entonces el futuro es provechoso: “En valor absoluto hablamos que en el 2030 la cuota de autos eléctricos será casi 30 millones unidades vendidas por año, según Bloomberg Energy Finance. Vamos a pasar de 3 millones en el 2020, 11 millones en el 2025 hasta  los 30 millones del 2030, finalizó”. 

[email protected]