El constructor de automóviles Renault confirmó este jueves registros de inspectores antifraude en varias de sus sedes en Francia, pero aseguró que no se detectó ningún programa informático para trucar sus motores, como en el caso de Volkswagen.

El anuncio de los registros, revelados por el principal sindicato de la compaña, hundió las acciones de Renault en la bolsa de París y las del resto de constructores europeos en las bolsas del continente.

NOTICIA: Renault-Nissan alcanza acuerdo con Francia, pone fin a lucha de poder

Los registros de agentes de la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión del Fraude (DGCCRF) tuvieron lugar en su sede central y en centros de Lardy y Guyancourt, todos en la región de París, indicó la compañía en un comunicado, y aseguró que no se detectó ningún programa trucado.

El otro constructor francés, PSA Peugeot Citroen, aseguró por su parte que no ha sido inspeccionado por agentes de la DGCCRF y que los tests del gobierno tras el caso Volkswagen no detectaron ninguna anomalía.

Hacia las 12:00 GMT, las acciones de Renault caían un 18.16%, hasta 70.92 euros, y las de Peugeot 8.47% , hasta 13.50 euros, en un mercado a la baja de 3.09 por cienro.

erp