Renault, Nissan y Mitsubishi instalarán tecnología en sus coches que permitirá a los conductores utilizar Google Maps, seleccionar música con la voz e incluso pronosticar posibles averías. Los avances que surjan de la alianza entre Google y el mayor fabricante de automóviles del mundo se incorporarán a los vehículos a partir del 2021 y están pensados para mantener a los conductores conectados mientras están en el coche.

“Queremos que los clientes disfruten de la misma experiencia dentro del coche que con sus móviles. La tecnología se está convirtiendo en un factor fundamental a la hora de decidirse por un coche u otro. Es una ventaja competitiva”, explicó Hadi Zablit, responsable de desarrollo de negocio del grupo.

Los fabricantes del sector intentan mejorar la conectividad de sus vehículos para captar más clientes y aumentar las ventas. Las empresas tecnológicas también quieren beneficiarse de esta tendencia para incrementar el tiempo que dedican los usuarios a sus servicios.

Con el acuerdo de la alianza con Google, el sistema operativo Android se incorporará a los nuevos vehículos, que disfrutarán del asistente de voz de Google, de Google Maps y de Google Play Store.

Los nuevos servicios que se incluirán a partir del 2021, como aire acondicionado, música o techo solar, se activarán a través del asistente de voz.